Sin leer informe de Amnistía, Chadwick lo califica de “sesgado” e “ideologizado”

Gobierno de Sebastián Piñera evidencia nuevamente un desprecio hacia los organismos internacionales que velan por los Derechos Humanos, luego de que recientemente rechazara el actuar de la CIDH.

Ecribe en POLITIKA Daniel Labbé Yáñez

Este jueves Amnistía Internacional presentó su estado de cuenta en materia de Derechos Humanos respecto del primer año del gobierno del Presidente Sebastián Piñera. El organismo estableció que varias de las medidas adoptadas en este periodo despiertan profunda preocupación porque atentan contra la igualdad, la dignidad, la justicia y las garantías de condiciones básicas de vida. 

En ese sentido, se sostiene que en el momento en que el Gobierno no firmó el Tratado de Escazú y el Pacto Global de Migraciones; en las reiteradas ocasiones en que ha intentado entorpecer la aplicación de la ley de aborto en tres causales; cuando emprendió iniciativas como el proyecto de ley de control de identidad para menores de edad y el programa “Calle segura” que incluye el uso de drones con tecnología de reconocimiento facial, el Presidente ha hecho que, con estas y otras decisiones que ha tomado, su deuda con relación a los Derechos Humanos haya aumentado.

En ese sentido, Ana Piquer, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile, planteó lo siguiente: “La muerte de Camilo Catrillanca como consecuencia del actuar del llamado ‘Comando Jungla’ y la insistencia de aplicar la ley antiterrorista pese a los cuestionamientos que ha tenido esta legislación, son aspectos que también acrecientan la deuda y encienden las alarmas respecto a la estigmatización y criminalización de la que es víctima el pueblo mapuche”.

Piñera junto a Comando Jungla

Desde el Gobierno el ministro del Interior, Andrés Chadwick, rechazó el documento, aún cuando el secretario de Estado reconoció que no lo ha revisado en detalle. “Yo no he leído el informe, he leído lo que ha publicado la prensa, solo dos comentarios: me parece una visión muy sesgada, muy ideologizada, se centra fundamentalmente en materia de proyectos de ley en materia de género y sexualidad y no hay una palabra para la agenda de mujer que ha impulsado el Presidente, y que ya se ha concretado en varias materias”, declaró.

Junto con ello, Chadwick sostuvo que el informe es “muy sesgado, muy genérico, le falta información” y llamó a Amnistía Internacional a “recabar más antecedentes para hacer bien su trabajo”.

A raíz de ello es que desde el organismo de Derechos Humanos le respondieron, invitándolo el vocero de Amnistía, Roberto Moreno, a “que no se quede con los titulares de prensa y que pueda leer el informe en detalle”. En ese sentido, en diálogo con el medio Pauta el representante de la ONG añadió que “los informes que hacemos tienen sustento (…) En general somos bastante rigurosos de la información que levantamos y cómo la levantamos”.

También contra la CIDH

Esta no es la primera vez que desde la administración Piñera evidencian un desprecio hacia los organismos internacionales que velan por los Derechos Humanos de la ciudadanía.

Cabe recordar que en abril pasado el gobierno chileno -junto a los de Argentina, Brasil, Colombia y Paraguay- envió una misiva a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en donde entre otras observaciones y solicitudes se le pide al organismo internacional respetar la “autonomía” de los países.

Una carta que fue motivada por la histórica resolución de la Corte Suprema que anuló las condenas de 7 comuneros mapuches y una activista de esa etnia acusados por los delitos de incendio y amenazas de carácter terrorista en el emblemático caso “Norín Catrimán y otros”. La resolución del máximo tribunal ocurrió justamente tras una solicitud de nulidad realizada en cumplimiento del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó al Estado de Chile en dicho caso




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *