Día de la dignidad nacional: De la nacionalización del cobre a la precarización neoliberal de Piñera

La nueva celebración del histórico momento impulsado por el Presidente Salvador Allende ha servido para evidenciar la urgencia de hacer frente a la ofensiva privatizadora y anti derechos laborales que lleva a cabo el actual mandatario.

El 11 de julio de 1971, el Congreso Pleno aprobaba por acuerdo unánime la reforma constitucional que permitía la nacionalización del cobre. Sin duda, uno de los avances más notables en la recuperación de la soberanía sobre nuestros recursos naturales impulsada por el Presidente Salvador Allende. Desde entonces esta fecha ha pasado a llamarse el Día de la dignidad nacional.

Pero han pasado 48 años y Chile se encuentra en una realidad completamente opuesta, con un gobierno de derecha encabezando una profunda ofensiva en contra de los derechos de los trabajadores y del Estado en distintas áreas del quehacer nacional, siendo el abandono de la educación pública su mejor y más emblemático golpe.

“Desde su instalación, el gobierno de Sebastián Piñera ha impulsado una serie de reformas en contra de los intereses de las y los trabajadores y sectores populares. Por ejemplo, se ha propuesto una serie de reformas al actual Código del Trabajo, que busca anular la eficacia real de la huelga como método de presión y flexibilizar de manera brutal la jornada de trabajo. En materia previsional, se intenta mantener el cuestionado sistema de AFP, a través del engaño, la mentira y el desconocimiento de la propuesta alternativa de los trabajadores: un sistema previsional tripartito y de reparto solidario. Todas estas medidas, sabemos que, de aprobarse, nos harán retroceder cien años en conquistas y derechos”, apuntaron al respecto en una movilización realizada esta mañana el movimiento de pobladores Ukamau; el Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores de la Construcción, Montaje Industrial y Afines (SINTEC), y la organización No Más TAG, todo en el marco de una nueva conmemoración del Día de la dignidad nacional.

Los incentivos a la inversión de capital privado en los sectores de previsión, salud, vivienda, obras públicas, transporte y educación, se traducen a juicio de las organizaciones en una reducción de los derechos sociales con el objetivo de “aumentar el lucro de los empresarios”. Una “profundización neoliberal”, añadieron, que “se pretende realizar en momentos en que las expectativas ciudadanas de los ‘tiempos mejores’ comienzan a chocar de frente con el empeoramiento de sus condiciones laborales y de vida”.

Frente a esto advirtieron que “si los movimientos de trabajadores, pobladores y sociales en general no expresan su rechazo efectivo, en las calles, plazas, puertos, centros de trabajo y estudio, nada detendrá este avance autoritario del neoliberalismo”. En ese sentido, apuntaron que “el camino debe ser la articulación concreta en la lucha por nuestros derechos laborales y sociales”. “Con la nacionalización del cobre en la memoria y un trabajo y vida digna en el horizonte, decimos ¡BASTA YA!”, concluyeron.

A través de redes sociales se pudo observar igualmente expresiones de reivindicación del llamado Día de la dignidad nacional, donde tanto usuarios como personajes de la oposición política al gobierno de Sebastián Piñera relevaron justamente la importancia de la nacionalización del cobre llevada a cabo por el Presidente Salvador Allende.

En esa misma línea, se insistió -como hicieron las organizaciones durante la mañana- en traer al presente ese hito del mandatario socialista, avanzando hacia la consecución de derechos para los trabajadores chilenos y la recuperación de recursos naturales como el litio. Uno que hoy paradójicamente se encuentra bajo control de los hermanos Ponce Lerou, uno de los cuales -Julio- fue yerno del dictador Augusto Pinochet, quien le traspasó desde entonces y hasta ahora su explotación.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *