Tres orificios en el tórax fueron encontrados en cuerpo calcinado en fábrica Kayser: correspondía a joven de 17 años y SML no profundizó

Los orificios no fueron ni medidos ni estudiados.

El 20 octubre, al día siguiente del estallido social y el primer día de toque de queda, se lamentaron muertes. Cinco de ellas ocurrieron en la fábrica de Kayser, en Renca. Los cuerpos se encontraron totalmente calcinados en el segundo piso del inmueble. Las dudas sobre sus identidades caen desde el día uno, donde familiares aún no puden confirmar si son o no quienes aún no llegan a sus casas tras las manifestaciones.

Joshua Osorio Arias tenía 17 años y cursaba segundo medio. Su autopsia, como la de los otros cuatro fallecidos en la empresa, se llevó a cabo el 21 de octubre. En un informe forense al que tuvo acceso Interferencia se describe que el cuerpo del joven tenía tres orificios. Estos se encontraban en el tórax. Específicamente en la «parrilla costal posterior derecha, entre las costillas 10 y 11». Lo que haya provocado los orificios también dañó la costilla número 10 de Joshua. Esta presenta astillamiento y bordes irregulares.

Los agujeros no fueron medidos. Esta y otras faltas de certeza fueron las que generaron dudas.

Cuestionamientos a autopsia del SML

Pero los cuestionamientos no sólo vienen de parte de familiares. Desde el ámbito forense también hay más interrogantes que afirmaciones. Luis Ranaval, experto que se desplegó para el trágico incendio de la cárcel de San Miguel, aseguró al medio que el procedimiento del SML no fue correcto. Por ello anteriormente señaló que «los cadáveres no deberían ser sepultados hasta que no se revisen los informes de autopsia».

«Describe, pero no analiza los orificios en la espalda, no envía muestras para estudio de residuos de pólvora o de disparo. ¿Cuál es el origen de los orificios en el tórax, que ni siquiera se miden? (…) No se realiza ninguna descripción radiológica», señaló Ranaval. Pero también desde el lado profesional  hay otra opinión. Un forense que pidió reserva de nombre aseguró a Interferencia que el informe «está bien». «El aumento de la presión hace que explote tanto el abdomen tórax y/o cráneo», señaló.

«Es atípico que exista un orificio con una fractura aislada sin que se afecten simultáneamente el resto de las costillas expuestas a las mismas condiciones de calor y fuego», respondió a su vez Ranaval.

El mismo medio cuenta con el video grabado por Carabineros al subir a donde estaban los cuerpos. Las imágenes son explícitas y sujetas  a la responsabilidad de los usuarios debido a la crudeza.



Suscríbete a nuestro bóletin

y recibirás un email semanal con un resumen de los últimos artículos.
Más información.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *