Fernando Duque: El analista que predijo el 2017 que Piñera no termina su mandato ahora le da un buen consejo

Si al estallido le sumamos los efectos de la crisis internacional, que es un hecho, más el desastre interno, tenemos un escenario que será la tormenta perfecta y que Piñera no podrá arreglar. Será el estorbo por su obsesión neoliberal y su rechazo a los cambios.

Meses antes de las últimas elecciones presidenciales el cientista político Fernando Duque, que había anticipado contra todo pronóstico el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, dijo en una entrevista publicada entonces en El Ciudadano que Sebastián Piñera no terminaría su mandato y por tanto llamaba a votar por él.

Por qué lo hizo. Por la teoría de la revolución: a Piñera le caería encima la crisis económica del 2020, un evento con características de colapso, que lo arrastraría por el camino de otros presidentes chilenos que no lograron terminar su gobierno.

Los eventos parecen adelantarse tras el estallido social del 18 de octubre pasado. Pero este nuevo proceso explosivo no cambiaría mucho el escenario catastrófico 2020. El 18-O es una consecuencia de la inequidad y las injusticias del modelo chileno, es la rebelión de millones que nunca gozaron del país arrogante miembro de la OCDE, de los tratados internacionales y del PIB per cápita más alto de la región.

Lo que viene el 2020, y ya tenemos un adelanto como un inquietante spoiler con la caída brutal de las exportaciones y otros indicadores, es el colapso verdadero de la economía neoliberal chilena. Ante esta evidencia, Fernando Duque, le recomienda a Piñera algo que él sabe que jamás hará. Adelantarse a los que pasará en Estados Unidos a partir del próximo años: poner en marcha el Green New Deal (Nuevo Trato Verde) de Bernie Sanders y la senadora Elizabeth Warren.

Fernando Duque

¿Sobre qué bases te apoyaste para decir que Piñera no termina su mandato?

“Estas son bases históricas que trataré de resumir a continuación. La gigantesca y catastrófica crisis económica que se produjo en Chile después de la primera guerra mundial (donde el precio del salitre y otras materias primas se desplomó) produjo una crisis económica tremenda, que obligó a Arturo Alessandri Palma a dejar la presidencia de la república en el año 1924. Esta crisis se inició después de 1914 cuando los alemanes inventaron el salitre sintético y que luego se volvió a agravar después del año 1918, al término de la primera guerra mundial.

Luego vino la  del año 1929 que obligó al presidente Carlos Ibáñez del Campo a dejar la presidencia de Chile. El precio del cobre se desplomó al igual que el de otras materias primas y esto produjo una crisis económica en el país. Chile sólo empezó a recuperarse, con la presidencia de la república de Pedro Aguirre Cerda en 1939. Por lo tanto yo pienso que si en el año 2020 explota una crisis global igual a la crisis de principios del siglo XX, entonces el presidente al mando de Chile, probablemente será obligado a dejar su cargo. Chile fue el país que más sufrió en el planeta con las sucesivas crisis económicas que atacaron al mundo en la década de los años 20 del siglo pasado.

La próxima crisis será igualmente catastrófica para el país ya que la economía chilena depende de los precios del cobre y de otras materias primas. Este gigantesco problema político y económico sería así demasiado grande para una persona normal y así se pronostica la renuncia al cargo y el abandono de  la presidencia.

Pero la crisis en Chile estalló antes del 2020. ¿Cómo explicas el estallido social del 18 de octubre?

La teoría de la revolución relaciona los conflictos sociales con la decadencia económica. Es así. la explicación al estallido es simple. Quienes se han levantado, que es la gran mayoría del país, han estado viviendo en crisis desde hace largos años. Nunca recibieron los beneficios del crecimiento económico, ni el chorreo ni bonos ni nada. Sobre ellos, que repito, son la gran mayoría, se levantó el país artificial de la macroeconomía, los grandes negocios y los tratados internacionales.

Cuando hablas del 2020, ¿eso significa un colapso aún mayor?

Las exportaciones cayeron más de un 20 por ciento en octubre y habrá en estos días otros muchos datos desoladores de la economía. Esto viene en bajada. Si al estallido le sumamos los efectos de la crisis internacional, que es un hecho, más el desastre interno, tenemos un escenario que será la tormenta perfecta y que Piñera no podrá arreglar. Será el estorbo por su obsesión neoliberal y su rechazo a los cambios.

¿Por qué llamaste a votar por Piñera?

En Chile, las grandes crisis económicas destruyen el poder de los presidentes. Esto le pasó a los presidentes Alessandri, Ibáñez y Allende. En el caso de Allende, la guerra del Medio Oriente en 1973, elevó el precio del petróleo a las nubes y esto desató una crisis económica en el planeta. Como siempre ha ocurrido antes, la crisis atacó a Chile en forma demasiado potente, ella destruyó la economía chilena y esto facilitó enormemente el derrocamiento del presidente Allende el 11 de septiembre de 1973. Esto es lo que pienso que ocurrirá el próximo año.

En este momento Piñera sigue en su cargo.¿La situación de movilización masiva reafirmará tu proyección realizada el 2017 o se adelanta?

Yo creo que el presidente Piñera es extremadamente astuto. Hay que recordar que en su primer periodo salvó la vida de 33 mineros en el norte de Chile. Para los presidentes normales que ha tenido Chile en el siglo XX, lo que hizo Piñera es excepcional. No me cabe la menor duda que todos los presidentes chilenos del siglo XX habrían aceptado la triste realidad de los mineros. Naturalmente que ellos habrían hecho grandes demostraciones de congoja y ridículos intentos sin resultados prácticos. Lo que Piñera hizo me recuerda el coraje de Portales y Balmaceda.

Por lo tanto, creo que existe la remota posibilidad de que Piñera decida hacer algo extraordinario. El presidente tiene la solución del próximo gravísimo problema chileno frente a sus ojos. Es cuestión que examine en detalle el programa presidencial de Bernie Sanders y de la senadora Warren en Estados Unidos. Este es el mismo programa del presidente Franklin Delano Roosevelt del año 1933 y que salvó a los Estados Unidos de una catastrófica crisis política. A este excelente programa de intervención estatal, ahora se agregan las políticas y programas para enfrentar el actual calentamiento global. Esto es lo que ahora se llama “el nuevo trato verde” que muy probablemente empezará a resolver el gigantesco problema que dejará Donald Trump en los Estados Unidos.

Si Piñera sigue las ideas de Pedro Aguirre Cerda y también las del Nuevo Trato Verde, el país tendrá un enorme programa de intervención estatal en la economía y entonces Chile podrá salvarse y también Piñera podrá salvar su presidencia.

Es una propuesta que parece, por decirlo de manera suave, extraña.

Ya sé que esta propuesta te parecerá descabellada y ridícula pero alguien tiene que proponerla. Piñera no solo es muy inteligente sino que también es enormemente ambicioso y desea pasar a la historia como uno de los grandes líderes de América Latina. Creo que existe la remota posibilidad de que Piñera, a fin de satisfacer su enorme ego y vanidad, decida romper con los partidos que lo apoyan y también decida arriesgarse para salvar al país.

Esta ridícula idea es una oportunidad que yo no puedo desaprovechar y yo nada pierdo con proponerla pues no pertenezco a ningún partido político. Piñera tiene frente a él dos caminos. Uno que lo lleva al precipicio y otro que lo podría llevar a la gloria. Creo que él es tan inteligente y vanidoso como para pensar que el presidente opte por la segunda alternativa y así entre a la historia por la puerta ancha.



Suscríbete a nuestro bóletin

y recibirás un email semanal con un resumen de los últimos artículos.
Más información.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *