Policía ataca con gas pimienta a manifestantes que marchaban con ataúdes de las víctimas de la represión en El Alto

La policía atacó una marcha en repudio a la represión ocurrida el martes en la planta de hidrocarburos en Senkata, en El Alto, donde murieron ocho personas.

Ayer jueves, la policía de Bolivia reprimió con gases lacrimógenos la multitudinaria marcha que llagaba a La Paz desde El Alto, acompañando los ataúdes de cinco de las ocho personas que murieron el pasado martes en la planta de acopio de gasolina y gas de Senkata, en las afueras de ésta ciudad.

La marcha había salido ayer por la mañana desde Senkata, el lugar de la ciudad de el Alto donde hace dos días un operativo de las Fuerzas de Orden dejó ocho muertos por disparos. El caso está siendo investigado, sin embargo, el gobierno y la presidenta interina, Jeanine Áñez niega que fueran los militares.

El objetivo de los manifestantes era denunciar en la capital la muerte de sus compañeros y desmentir que pertenecieran a gurupos armados como había asegurado el gobierno interino de Áñez.

El ataque por parte de la policía ocurrió cuando la marcha llegó frente a la iglesia de San Francisco.



Suscríbete a nuestro bóletin

y recibirás un email semanal con un resumen de los últimos artículos.
Más información.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *