Delegados de Unidad Social en Ginebra, se entrevistan con funcionarios de derechos humanos sobre el tema Chile

El jueves 28 de Noviembre de 2019, tres delegados de la Plataforma Unidad Social, de Ginebra, fueron recibidos por funcionarios de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, en sus locales de Ginebra.

La delegación manifestó al señor N. Frydman, jefe adjunto de la Sección América, las inquietudes e ideas de esta Plataforma sobre las graves violación de los Derechos Humanos en Chile. Se entregó, además, una carta destinada a otros funcionarios dedicados al tema Chile. 

La Delegación recalcó los puntos siguientes: 

1. Los chilenos de Ginebra, haciéndose eco de demandas desde Chile, piden que el ACNUDH dé rápidamente señales claras de su rechazo a la violencia de Estado, que diariamente causa nuevas víctimas. 

2. La responsabilidad orgánica que cabe al Gobierno de Chile en la línea de mando de las acciones represivas lo sitúa como el principal responsable de dichos actos y de sus consecuencias. 

3. El uso de ultra-violencia en la represión contra manifestantes desarmados es un procedimiento deliberado que conduce a acusar de “violentistas” a quienes son, en realidad, sus víctimas. 

4. Se deben dimensionar y hacer visibles los daños que diversos sectores específicos están sufriendo directamente: niños y jóvenes, trabajadores e incluso simples transeúntes. 

5. El Gobierno debe asumir las obligaciones que tiene respecto de las violaciones a los derechos humanos: prevenirlas, reconocerlas, someterlas a la justicia y tomar desde ya medidas de reparación. Entre estas, la más urgente es cubrir el costo total del cuidado médico a los heridos. 

6. El Gobierno de Chile presentó al Parlamento, el 26 de noviembre 2019, un proyecto de ley destinado a otorgar la “exención de la responsabilidad penal” a militares y policías en funciones- Esta medida vulnera los Derechos Humanos, al consagrar la impunidad. 

7. En Chile se aplica un doble standard: las manifestaciones ciudadanas son inmediatamente agredidas por una abundante fuerza policial, aunque el Gobierno alega falta de efectivos. Paralelamente, se dejan sin resguardo los lugares donde se producen saqueos y destrucciones. 

8. La actual campaña mediática oficial, en un país con cuasi-monopolio informativo, busca a que se identifique la protesta social con desmanes y violencias. No sólo se trata de un tratamiento injusto, sino también peligroso, pues el desconocer la legitimidad de la protesta sólo puede alimentar el costo humano. 

Finalmente, manifestamos que, en nuestra opinión, sería necesario que los mandatos del Alto Comisionado sean ampliados, para permitirle ejercer, en el futuro, una acción preventiva. Conociendo con creces los factores de las violaciones de los Derechos Humanos, el ACNUDH debiera verse atribuir, con la colaboración de los Estados y de las organizaciones de la sociedad civil, un mandato ampliado, que vaya en ese sentido. 

Ginebra, Suiza, 29 de Noviembre de 2019 



Suscríbete a nuestro bóletin

y recibirás un email semanal con un resumen de los últimos artículos.
Más información.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *