Eduardo Vergara, ex jefe de División de Seguridad Pública de Bachelet: “El responsable político de la muerte del hincha es el Ministerio del Interior”

El actual director Ejecutivo de la Fundación Chile 21 sostuvo que desde el gobierno están tratando de instalar un clima de inseguridad para impedir que exista una nueva Constitución. «Están extorsionando al pueblo a través del miedo», manifestó.

No ha sido un enero tranquilo en materia de seguridad para el gobierno de Sebastián Piñera. Desde La Moneda se esperaba que el inicio del año pudiera significar un apaciguamiento de las masivas protestas que comenzaron el pasado 18 de octubre. Sin embargo, el boicot a la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y la reciente muerte del hincha de Colo Colo, Jorge Mora (37), quien fue atropellado por un carro policial, hicieron crecer las críticas contra el Ejecutivo.

El gobierno lamentó el fallecimiento de Mora y se comprometió a colaborar con la investigación judicial que busca esclarecer los hechos. Junto con esto, el Ministerio del Interior realizó un llamado a terminar con la violencia en las calles. No obstante, esto no ocurrió. Este miércoles por la noche se registraron 20 ataques a cuarteles policiales como reacción ante la muerte del hincha albo.

Desde la oposición criticaron al Ejecutivo por no establecer las responsabilidades políticas en la muerte del hincha colocolino. En el Frente Amplio (FA) anunciaron una posible acusación constitucional contra el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, si éste no accede a destituir al general director de Carabineros, Mario Rozas, por los hechos de violencia policial que se han suscitado desde el estallido social.

Sin embargo, el subsecretario Juan Francisco Galli respaldó al Ejecutivo y fustigó al conglomerado por no condenar los actos de violencia. “Quiero hacer un llamado a terminar con la violencia y en nada contribuye las amenazas de acusaciones constitucionales, tenemos que tener una sola voz de rechazo contra la violencia”, dijo Galli.

Por su parte, el director ejecutivo de la Fundación Chile 21 y ex jefe de la División de Seguridad Pública en el Ministerio del Interior (2016-2018), Eduardo Vergara, calificó como “impresentable” la respuesta del gobierno ante la muerte del barrista y aseguró que el Ministerio del Interior ha descuidado sus labores de seguridad pública con el objetivo político de instalar un clima de inseguridad en el país para impedir que exista una nueva Constitución.

-¿Tras el atropello y muerte de Jorge Mora habría alguna responsabilidad de Estadio Seguro?

-Los operativos de seguridad tanto dentro de los estadios, en el entorno de los estadios o en actividades conexas, como banderazos o arengazos que hagan en torno a los clubes deportivos, son coordinados desde Estadio Seguro que corresponde al Ministerio del Interior. En estas coordinaciones se definen los protocolos, se analizan las directivas de funcionamiento, los requerimientos de seguridad privada, pero por sobre todo se diseña el operativo de seguridad. Quien autoriza estos eventos es el intendente, que hace que tanto Estadio Seguro como el propio intendente, que dependen del Ministerio del Interior, sean la institucionalidad responsable de lo que ocurra tanto antes, durante y después de los partidos de fútbol. Carabineros es parte de esta coordinación, pero la responsabilidad política de la muerte en manos del Estado del hincha de Colo Colo la tiene directamente el Ministerio del Interior y de manera secundaria, estando dentro de este ministerio, el plan Estadio Seguro y la Intendencia Metropolitana.

-En ese caso, habrían responsabilidades políticas que se tienen que asumir por esto….

-Absolutamente. El responsable político de lo que ocurrió al hincha de Colo Colo que perdió la vida en manos del Estado es el Ministerio del Interior. Por medio de su plan Estadio Seguro y la Intendencia Metropolitana son los responsables de coordinar, diseñar y ejecutar las estrategias de seguridad en terreno. Me parece absolutamente impresentable que desde el presidente Piñera, pasando por el ministro del Interior, incluyendo al intendente metropolitano, hasta el plan Estadio Seguro, lo único que hayan dicho hasta el momento es que lamentan lo sucedido y que investigarán para llegar a las últimas consecuencias. Lo que uno espera de la autoridad política es que asuma su responsabilidad política, que deje de culpar a Carabineros, que deje de empujar a Carabineros a un precipicio solamente por salvarse el pellejo y que dejen de lavarse las manos de un operativo de seguridad que estuvo mal hecho, no coordinado y que no tuvo una capacidad de fiscalizar y supervisar la labor policial en terreno.

-En ese aspecto, ¿cómo evalúa el retorno del fútbol chileno?

-Tal y como están las cosas hoy, el fútbol chileno no puede ser retomado. El fútbol chileno no puede volver hasta que exista un compromiso real por parte del Ministerio del Interior de volver a gobernar la seguridad pública; un compromiso real por parte de la ANFP y lo clubes privados en hacer un mejor trabajo de seguridad privada. Pero, por sobre todo, un compromiso y una actitud creíble por parte de las policías, que tiene que ver con nuevos protocolos y que van a hacer todo lo posible por evitar que los estadios de fútbol profesional en Chile se transformen en verdaderas batallas campales, que lamentablemente incluso puedan llegar a terminar con más muertos.

-Con respecto a la reforma a Carabineros, ¿qué opina de que Gonzalo Blumel se haya comprometido a realizar cambios a la institución de acá al 2027?

-La reforma a Carabineros es indispensable. En los personal, desde la Fundación Chile 21 y como director Ejecutivo, estamos participando en un grupo de trabajo transversal que se llamó desde el Senado de la República y que hemos concluido el trabajo de una propuesta para una reforma policial, y se la entregaremos incluso al presidente de la Corte Suprema, al presidente del Senado y al Presidente de la República.

Entiendo y estoy consciente que la reforma  policial es tremendamente indispensable. Sin embargo, las reformas policiales demoran tiempo. No tanto hasta el 2027 como lo ha dicho el ministro del Interior, pero sí requieren tiempo. Lo que se necesita ahora de manera urgente son reformas profundas e inmediatas en el actuar policial, que no pasan por una reforma a la institución, sino que pasan por decisiones políticas que la autoridad tiene que tomar para que el despliegue de Carabineros en la calle no termine por generar más violencia como lo ha hecho hasta ahora, sino que se preocupe de prevenir que ocurran hechos delictuales y de violencia.

La meta que se pone el Ministerio del Interior es una burla; no podemos esperar hasta el año 2027 para que empiecen a hacer su trabajo. No podemos esperar hasta el año 2027 en que se decidan a gobernar. La violación de Derechos Humanos por parte de las policías, el mal trabajo preventivo que han hecho, pero sobre todo que han demostrado que sus acciones generan espirales de violencia que incluso terminan con la vida de las personas, es algo que en este país no puede continuar.

No podemos permitir que el gobierno de Chile deje caer la seguridad como lo hizo con el primer intento de la Prueba de Selección Universitaria, que deje caer la seguridad al no coordinar de manera responsable y profesional los operativos en torno a los estadios de fútbol profesional sólo para cumplir una agenda política donde existe una conveniencia de que se instale una sensación de inseguridad y caos para impedir que en este país exista una nueva Constitución. Están extorsionando al pueblo por medio del miedo para hacerlo creer que no están las condiciones para llevar adelante procesos democráticos.

-¿A quién apunta con estas críticas?

-El responsable del orden público es el gobierno, compuesto por los partidos del oficialismo. El responsable de la seguridad es ese mismo gobierno. El responsable de que los procesos democráticos que vienen hacia adelante se puedan llevar en paz y armonía, es el gobierno de Chile.

Recomiendanos



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *