Contraloría detectó nueva forma de robo en carabineros: Viáticos inventados, cuentas ocultas y pagos duplicados están siendo investigados.

Contraloría elabora crítico informe sobre manejo de recursos de Carabineros. El  ente contralor remitió el documento, que contempla 596 observaciones, al Ministerio del Interior. Esto, para que se use como un insumo para la  modernización de la policía uniformada.

Hace algunos días, la Contraloría General de la República remitió al Ministerio del Interior una presentación que daba cuenta de importantes hallazgos que dicen relación con el funcionamiento administrativo de Carabineros. La entidad liderada por Jorge Bermúdez envió los antecedentes para que estos datos fueran usados para el plan de modernización de la policía uniformada, la que fue objeto de 47 fiscalizaciones por el ente contralor, entre 2017 y 2019, la que vertió sus resultados en un informe consolidado de 73 páginas y que contempla 596 observaciones.

Las pesquisas en la administración y cuentas de Carabineros también están radicadas en el Ministerio Público. Allí el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, indaga la presunta malversación de más de $ 28 mil millones. Este caso ha derivado en extremar las medidas de control y cambios internos en materia financiera. No obstante, el informe de Contraloría es de otra naturaleza. En las investigaciones del ente contralor se puso el foco en las Zonas Regionales de Carabineros (las direcciones de cada jefatura del país), en sus cuentas corrientes, gastos e ingresos, y también en los departamentos de Remuneraciones y Personal de la institución uniformada.

Manejo indebido

Según el informe de Contraloría, se detectaron recursos destinados al manejo operacional, como remuneraciones o viáticos, que se transfieren desde cuentas presupuestarias (cuenta única fiscal) a cuentas corrientes internas de la institución.

“Se determinó que la totalidad de las Zonas Regionales de Carabineros de Chile administraron en sus respectivas cuentas corrientes internas fondos ajenos a la naturaleza de ésta, los que durante el periodo auditado ascendieron, a lo menos, a $ 15.349.259.691, equivalentes al 52,9% del total de recursos manejados en sus cuentas bancarias internas”, dice la investigación.

Para Contraloría, este tipo de movimientos no permitiría un control adecuado de los fondos de Carabineros, pues “implica el riesgo para dicha entidad, de verse enfrentada a la probabilidad de ocurrencia de eventuales desvíos de fondos a fiscales”.

El análisis no solo contempla situaciones más macro, sino que también aspectos que tienen que ver con la operatividad de los funcionarios de Carabineros.

Por ejemplo, la Contraloría “advirtió que a 34 funcionarios pertenecientes a la dotación de la Zona Regional de Carabineros de Valparaíso se les pagó la asignación zona, por un monto total de $ 73.483.011, sin que a estos les asista el derecho a percibirla, toda vez que viven en comunas de la Región de Valparaíso que no otorgan el derecho a tal estipendio”.

De todas las fiscalizaciones que hizo Contraloría, una se derivó al Ministerio Público, se ordenaron 14 procedimientos disciplinarios y se hicieron 11 solicitudes de reintegro de los fondos cuestionados en distintas instancias.

Viáticos y cuentas

Otro de los hallazgos de Contraloría planteado en este informe da cuenta del pago irregular de viáticos, pagos duplicados a funcionarios en el extranjero y la existencia de cuentas ocultas.

En el caso de los viáticos, el ente contralor identificó que “en las Zonas Regionales de Carabineros de Tarapacá, Atacama, Biobío, La Araucanía y Los Ríos no existen mecanismos de control, referidos a las instancias de revisión, aprobación y supervisión que permitan cautelar la entrega de viáticos al personal, toda vez que se advirtieron rendiciones de viáticos sin las visaciones correspondientes, errores en el cálculo de estos, planillas sin firma del funcionario que efectuó la comisión de servicio (…) funcionarios con asignación de viáticos en días ausentes de su jornada y falta de documentación que acredite su realización, entre otros”.

En el caso de los pagos de viáticos a funcionarios que estaban ausentes de sus labores, estos costaron un total de $ 42 millones.

En cuanto a los llamados “pagos duplicados”, se detectó que al personal que estuvo comisionado en el extranjero se le rindieron dos veces los viáticos, con un mismo documento. El monto involucrado acá, según Contraloría, es de $ 1.160 millones.

El uso de cuentas bancarias, como foco investigativo, también arrojó algunos hallazgos. Por ejemplo, se detectaron 21 cuentas corrientes “ocultas”: “se advirtió que la entidad auditada no cuenta con procedimientos de control sobre las cuentas corrientes que mantiene en el Banco del Estado de Chile o en otras entidades financieras, desconociendo el número de ellas, toda vez que esta omitió informar 21 cuentas corrientes a este Organismo de Control”.

La revisión de Contraloría contempló todo. Por ejemplo, en siete entidades auditadas se advirtieron pagos por conceptos de multas e intereses por boletas de consumos básicos de luz, gas y agua, entre otros, por $ 4, 4 millones.

Los otros hallazgos relevantes de la auditoría

Los viáticos mal entregados a funcionarios

En la página 38 del informe se hace alusión al “pago de viáticos en días de ausencia de los funcionarios”. Allí se desglosan los pagos en cada Zona de Carabineros, los cuales fueron descubiertos en el proceso de auditoría nacional de la Contraloría.

“Se advirtió que funcionarios percibieron el pago de viático por cometidos realizados, aun cuando a la fecha de este, según los registros, se encontraban ausentes de sus funciones, ya sea por permisos, feriado legal o licencias médicas, cifra que alcanza la suma de $ 42.489.470”. También, el ente contralor verificó el pago de viáticos por $ 130 millones, los cuales no se encuentran justificados.

En la entrega de recursos de viáticos, hubo otros descubrimientos, por ejemplo, que se pagaron “por cometidos realizados dentro de la misma localidad de desempeño”.
Otra irregularidad detectada sobre el uso de estos dineros tiene que ver con que “se constató el pago de viáticos a funcionarios con varios meses de desfase desde la realización del respectivo cometido, lo que resulta irregular, toda vez que los aludidos fondos tienen por objeto solventar los gastos de alojamiento y alimentación en que incurra el personal institucional durante el transcurso del cometido funcionario”.

Las 596 observaciones detectadas

Como resultado de las 15 fiscalizaciones realizadas por este la Contraloría, se detectó un total de 596 observaciones, de las cuales el 9,2% corresponden a la clasificación de “Altamente Complejas”, mientras que 40,6% fueron catalogadas como “Complejas”.

Según expone Contraloría en su informe, “aquellas observaciones que fueron mantenidas y categorizadas como ‘Altamente Complejas’ (AC) y ‘Complejas’ (C) pasaron al proceso de seguimiento efectuado por este Organismo de Control, para lo cual Carabineros de Chile debe acreditar las medidas adoptadas, mientras que, en relación a las observaciones que se mantuvieron y que fueron categorizadas como ‘Medianamente Complejas’ (MC) y ‘Levemente Complejas’ (LC), la responsabilidad asociada a la validación de las acciones correctivas emprendidas, corresponde a la Unidad de Auditoría Interna de Carabineros de Chile, lo que debe ser acreditado en el Sistema de Seguimiento y Apoyo CGR, que esta Entidad de Control puso a disposición de las entidades públicas a contar del 2 de julio de 2018”.

En ese contexto, según Contraloría, del total de las observaciones, 259 consideran “una acción correctiva a llevar a cabo por las distintas entidades auditadas, y que deberán ser validadas por el ente contralor”.

Incumplimiento contable y presupuestario

El informe de Contraloría también contempla la contabilidad y el registro de los presupuestos de Carabineros. En ese sentido, en uno de los acápites del texto se señala que “se constató que Carabineros de Chile no efectuó el registro presupuestario y patrimonial

de ingresos percibidos entre los años 2009 y 2018 ascendentes a $ 42.444.580.259, correspondientes a dineros no invertidos y devueltos al Departamento Presupuesto Institucional, asociados a reintegros por remuneraciones mal pagadas y licencias médicas, entre otros conceptos, los que fueron contabilizados en la cuenta extrapresupuestaria N° 214.07, ‘Recaudación del Sistema Financiero Pendientes de Aplicación’”.

Además, el compendio del ente contralor advirtió algunas situaciones anómalas en las compras y adquisiciones de la policía uniformada. Por ejemplo, se detectaron compras realizadas fuera del portal de compras públicas, por más de $ 631 millones.

“Se evidenció la ausencia de suscripción de contratos; falta de elaboración de términos de referencia y resolución fundada de trato directo; inexistencia de certificado de disponibilidad presupuestaria y de inhabilidades, entre otros”, dice una parte del documento elaborado por Contraloría sobre Carabineros.



Suscríbete a nuestro bóletin

y recibirás un email semanal con un resumen de los últimos artículos.
Más información.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *