¿” Apruebo” o “Nueva Constitución” ?: ¡Sí, ¡Por favor!

El próximo 25 de Octubre toda la historia del país, todo el edificio social, la estructuras políticas pueden ser modificadas, el poder al alcance de todos. ¿Por qué el poder al alcance de todo? Parece complejo, pero es sencillo, es una frase literal, debido a que este día todos tendremos la oportunidad de ser libres y elegir si está libertad puede dejar de ser una utopía de los menos y ser una realidad de los más.

Por Nicol A. Barria-Asenjo

Chile, desde 1973 -he incluso desde antes- ha sido atravesado por una daga imborrable caracterizada por la segregación, represión, violencias, y sobre todo por una colonización violenta de la subjetividad. En este contexto, hemos deambulado como ciudadanos chilenos sin mucho que esperar del hoy y mucho menos de ese mañana.

Desde el pasado 2019, y luego de que en el país -en su largo y ancho- se desplegarán movimientos populares liberando la descarga natural que esa represión por décadas acarreaba, emergió desde el dolor y las múltiples perdidas un abismo, un abismo en el cual se podía vislumbrar a lo lejos un nuevo porvenir, un futuro próximo -o quizás no tanto- en el cual el cambio radical tuviera lugar.

Durante lo que va del 2020 la pandemia identificada como Covid-19 frenó momentáneamente ese escenario social, de transformación, las voces fueron acalladas y el dolor fue llevado a un confinamiento donde las soledades nuevamente se encontraron, pese a todo pronostico negativo o esperanzador que la derecha política del país podría haber tenido el cambio de constitución comienza a sentirse con más fuerza en la medida que los días avanzan.

El próximo 25 de Octubre toda la historia del país, todo el edificio social, la estructuras políticas pueden ser modificadas, el poder al alcance de todos. ¿Por qué el poder al alcance de todo? Parece complejo, pero es sencillo, es una frase literal, debido a que este día todos tendremos la oportunidad de ser libres y elegir si está libertad puede dejar de ser una utopía de los menos y ser una realidad de los más.

Mientras el calendario avanza, los movimientos comienzan a emerger, la unidad comienza a re-aparecer, los grupos humanos comienzan a unir fuerzas, contactos, voces, habilidades, y todo lo que pueda utilizarse: Acción colectiva en momentos donde todo comienza a temblar.

 Pareciera que un voto no es nada, pero en estas circunstancias lo es todo. Un voto puede marcar la diferencia entre ese “Apruebo” y “Rechazo” que desde temprana data a articulado las coordenadas ideológicas que atraviesan nuestro marco social-político-histórico-cultural, la individualidad queda en total evidencia de su poca utilidad.

El malestar producido por el modelo Capitalista-Neoliberal se resume en la lucha social que comenzó a congregarse bajo ese “fin al lucro” como critica a la privatización de la educación chilena promovida desde la década de los ochenta (Pinto, 2019).  Simbolización de una reconfiguración – o la búsqueda de esta- desde “un malestar generalizado contra la mercantilización de la sociedad, lo que podría explicar el amplio apoyo social que obtuvo, el que rebasó con creces los intereses de los estudiantes. Estas masivas propuestas obtuvieron una notoria visibilidad pública nacional y mundial” (Cuevas y Paredes, 2018) A partir de aquí, la lucha seguiría uniendo diferentes causas que lograban colisionar y tener un objeto: erradicar la brecha de la desilusión y la esperanza chilena.

Juan Radic (2018) afirma “El caso chileno ha visto en el golpe de Estado de 1973 y la “dictadura revolucionaria” que le siguió (Moulian 1997), un nodo central en el cuál la memoria se ha enquistado; marcando, proyectando, y (re)significando el tiempo presente. De igual manera, el presente ha ido redefiniendo los sentidos y representaciones del aquel traumático acontecimiento. Esta dualidad, ha propiciado una interrelación temporal compleja entre pasado y presente, siempre atizada por el dolor, el conflicto y la violencia que representó para los chilenos esta experiencia. Dicho de otro modo, el tiempo de la dictadura cívico-militar, con toda la carga emotiva que representó para sus ciudadanos, sus horrores, batallas, transformaciones, conmemoraciones, silencios y olvidos, se ha erigido en un punto de inflexión de nuestra historia presente” (p.118).

El autor nos recuerda este errar chileno entre la herida o la cicatriz que todos cargamos, esa herida que nos recuerda el motivo por el cual luchar, y por quienes luchar. La historia de Chile, ha sido bastamente estudiada, inspeccionada desde diferentes perspectivas, pero al final lo único que importa es el sentir individual, el dolor que todos ya sea consciente o inconscientemente arrastramos, ese trauma psicosocial que atraviesa y persiste transgeneracionalmente. Por ello, desde ese duelo no vivido o de ese negarnos a vivir un duelo, encontramos la unidad que nos convoca, nos reúne y nos abraza. Ese refugio encontrado en las calles, en la fragilidad, en el reflejo del dolor del otro.

Eso que algunos llaman Acontecimiento, que trae consigo una innegable carga traumática, y que aparentemente llega sin previos avisos, es confrontado en el calendario chileno, en el cual el mes de octubre podrá re-establecerse una nueva normalidad. El Apruebo, no es solo una elección de la libertad individual, este día, no hay una elección de las muchas. Ese día los chilenos decidirán entre vivir o mantener ese correr acelerado cargado de inercia en el cual nadie vive, pero todos aparentan vivir.

REFERENCIAS:

-Columna publicada en Le Monde Diplomatique Edición Chile.

Cuevas, Hernán y Juan Pablo Paredes. “Esfera pública, actos de ciudadanía y arenas públicas. La redefinición de la educación y del espacio público por las protestas estudiantiles en Santiago (2011-2015)”. Transformaciones de la esfera pública en el Chile neoliberal. Editado por Nicolás del Valle. Santiago: RIL editores, 2018.

Pinto, Iván (2019). Imágenes que importan: movimientos sociales, malestar y neoliberalismo en documentales chilenos post 2011. Revista de Humanidades, (39),355-384.[fecha de Consulta 14 de Septiembre de 2020]. ISSN: 0717-0491. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3212/321260114024

Radic Vega, Juan (2018). Entre la esperanza y la desilusión: memorias de la lucha por la democracia en las poblaciones de Santiago (1983-1988). Revista Austral de Ciencias Sociales, (34),117-137.[fecha de Consulta 14 de Septiembre de 2020]. ISSN: 0717-3202. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=459/45959602008

Recomiendanos



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *