Última columna publicada
A estas alturas lo único que puede llamar la atención es el despilfarro histórico efectuado por la izquierda que, en lugar de tratar de orientar y conducir la revuelta social en una perspectiva clara de Asamblea Constituyente y de sustitución del modelo neoliberal; se subordinó, directa o indirectamente, a este nuevo fraude de las dos derechas.
Última columna publicada
Y la futura “Convención Constitucional” ¡tampoco será democrática!, puesto que la regla esencial de la democracia es que las decisiones colectivas de un pueblo o de una organización social deben ser adoptadas por mayoría.
Última columna publicada
Pensar el día después de la revolución, pensar el día después, pensar un gobierno de no-todo vándalos, un gobierno de indígenas, negrxs, mestizxs, indignadxs, protestantes, trajadorxs, estudiantes, entre otrxs, un gobierno de no-todo que nunca se termina de cerrar, un gobierno no totalizante por tanto universalizable.
El 15 de noviembre de 2019 los partidos políticos de derecha y centro derecha se pusieron de acuerdo para elaborar en conjunto un plan de engaño al pueblo a fin de paralizar las manifestaciones y…al igual que en Colombia “cambiar todo para que nada cambie”.
El poder constituyente es un poder racional que se apoya en la deliberación constituyente, en el protagonismo de las voces-cuerpos que han sido sistemáticamente acallados. El proceso constituyente supone dejar espacio, asumir la presencia de la vida, escuchar a los cuerpos-voces que han sido postrados y silenciados.
En los tiempos electorales, quiénes deben mostrar que no poseen el poder que se les ha sido concedido, entregan dádivas, prebendas, favores y promesas, por esta misma razón (además de que puedan ser individualmente más o menos afectos a las mentiras), a los que en verdad poseen el poder, sin las condiciones de posibilidad para hace algo más que padecer de tal fortuna que es en verdad un infortunio para ellos. 
La sensación generalizada es que tenemos en La Moneda a un gobernante fracasado y ampliamente repudiado por el pueblo.
Una semana después que comenzaran las movilizaciones sociales en Colombia, las Naciones Unidas y la Unión Europea condenaron este martes 4 de mayo la violencia de parte de las fuerzas de seguridad para reprimir la protesta social.
Pamela Jiles es la única figura que no teme el sambenito de “populista” al que huyen los políticos de seudo-izquierda. En esencia es así, si entendemos populismo como empuñar las banderas del pueblo, de los pobres del campo y la ciudad. Cosa distinta es la demagogia que practican los políticos institucionales para engañar electores con promesas que jamás cumplen.

Boletín gratuito

BOLETÍN SEMANAL

Al subscribirte a nuestro boletín, recibirás un correo electrónico semanal con un resumen de las últimas columnas publicadas, es gratis y podrás cancelarlo en cualquier momento.

Nuestro proyecto

Nuestra República es un proyecto sin ánimo lucro el cual se materializa en una plataforma web como un espacio de reflexión y pensamiento crítico para todo ciudadano y ciudadana que quiera publicar columnas de calidad basados en cuatro pilares de nuestra línea editorial: la defensa de los derechos humanos, la justicia social, la ecología y la democracia directa.

En la actualidad la plataforma la integra más de 50 columnistas.

Contactanos

Nuestra direccion correo electronica disponible es contacto@nuestrarepublica.org

Tambien puedes utilizar el siguiente formulario:

Como colaborar

Nuestra República es una plataforma gratuita, libre de publicidad y abierta a cualquier persona a convertirse en columnista y obtener un espacio y perfil en la plataforma, escríbenos a contacto@nuestrarepublica.org mencionando que deseas ser columnista.

Columnas populares

Columnas más populares de las últimas 2 semanas.

Lo que Chile necesita para superar este cambio de era y de paradigmas que se nos viene encima sin vuelta atrás, es un ser humano muy humano, muy preparado, informado y poseedor de una inteligencia emocional suficiente como para darse cuenta que al llegar al poder, en sus manos estará el futuro, la calidad de vida, las esperanzas de millones de personas y la recuperación de nuestra Tierra.
Pamela Jiles es la única figura que no teme el sambenito de “populista” al que huyen los políticos de seudo-izquierda. En esencia es así, si entendemos populismo como empuñar las banderas del pueblo, de los pobres del campo y la ciudad. Cosa distinta es la demagogia que practican los políticos institucionales para engañar electores con promesas que jamás cumplen.
Desde el 28 de abril (y en momentos en que escribo esta nota), las manifestaciones de la sociedad civil colombiana en contra del proyecto de Reforma Tributaria (la décima en 7 años y la segunda en el gobierno de Duque) que buscaba -como siempre- gravar con impuestos a las clases más golpeadas con las crisis, es decir, a los asalariados y a los más de 55% de informales que se rebuscan la vida en las principales ciudades del país.
El poder constituyente es un poder racional que se apoya en la deliberación constituyente, en el protagonismo de las voces-cuerpos que han sido sistemáticamente acallados. El proceso constituyente supone dejar espacio, asumir la presencia de la vida, escuchar a los cuerpos-voces que han sido postrados y silenciados.
Una semana después que comenzaran las movilizaciones sociales en Colombia, las Naciones Unidas y la Unión Europea condenaron este martes 4 de mayo la violencia de parte de las fuerzas de seguridad para reprimir la protesta social.

Explora Nuestra República

Columnas recientes en las categorías más populares

 

Columnistas

Conoce alguno de los más de 50 columnistas que integran la plataforma actualmente.

Académico e investigador en Filosofía, psicoanálisis y ciencias sociales.

Psicóloga Clínica con Magister Psicodiagnóstico e Intervencio

Catedrático Jubilado de Educación Universidad de Cádiz.

Licenciado en Ciencias Políticas en la universidad Lyon 2, Maestría en Ciencias Políticas, Master en Sociología Política.

Psicóloga (UNESP - BR), Magíster en enseñanza en Ciencias de la Salud (UNIFESP - BR),