Publicado Noviembre 04, 2020
Corbyn… ¡Defendamos su Comunismo!

¿Qué hay detrás de la acusación de “anti-semitismo” realizada por el propio Partido Laborista contra Corbyn que lo ha llevado a su suspensión del Partido y posible expulsión? Ni entraré en discutir esto, porque es totalmente absurdo y ya ni merece la pena decir algo a favor de defender a Corbyn sobre una acusación sobre “antisemitismo” (yo espero que la Comunidad Judía de izquierda, no solamente anglosajona sino mundial, no se preste para esto y vea que hasta a ellos los están utilizando por otros fines más “políticos” y poco confesables). 

El filósofo inglés Timothy Appleton lo sintetiza muy bien así: “La causa provisional ha sido la publicación, el jueves pasado, de un informe de la Equalities and Human Rights Commission (La comisión de igualdades y derechos humanos) del Reino Unido (EHRC) – una organización (creada por el propio Partido Laborista en 2007) que investiga el racismo institucional en el territorio de Inglaterra y Gales (Escocia e Irlanda del Norte tienen sus propios mecanismos) -, que ha criticado la gestión del Partido Laborista en relación al problema de antisemitismo (aquí definido como odio hacia los judíos) entre sus miembros durante el liderazgo de Corbyn. Curiosamente, la acusación contra Corbyn no apunta a que sea él el responsable de este problema, sino que al comentar sus conclusiones, no se mostró lo suficientemente penitente al respecto. El problema concreto, según el líder actual Keir Starmer, fue la observación de Corbyn de que el tema había sido en parte exagerado por fines políticos”[1]. Y, por lo mismo, los remito a ese artículo para que vean los detalles técnicos de esta acusación “imposible”.

A mí lo que me interesa es algo de fondo que se manifiesta en la superficie de nuestros días ‘pandémicos’, lo que yo diría en lenguaje teórico crítico y psicoanalítico, son las lógicas que están detrás de esta acusación y la herida simbólica que produce en todos NosOtros; y que, además, en lo principal de esta acusación opera como el ejecutor y verdugo es el nuevo líder del partido laborista, a saber, Keir Starmer. Es Starmer contra Corbyn, esto es, es el laborismo contra el laborismo. Es cierta ‘izquierda’ al interior del partido contra la otra izquierda. Y si vemos los medios de comunicación ingleses, al parecer, están bastante de acuerdo con esta acusación que podría llevar a Corbyn a ser expulsado del Partido. Y si miramos a Europa continental se ve que todos están felices con la decisión y usan el significante “anti-semitismo” para encontrar muy acertada la medida y para que otros aprendan y nunca vuelva a suceder esto. Y USA obviamente igual y también en Latinoamérica. Todos felices contra Corbyn.

Está claro que lo que hace el laborismo es dispararse en los pies y no gobernarán por años (pero igual lo hacen), después de la vergüenza que les ocasiona Blair (que es un Criminal de Guerra y sigue con todo su poder y es intocable) y ahora con la acusación contra Corbyn, será otro grave problema sin resolución clara, sino más rabia, resentimiento y que muchos laborista abandonen el partido (en especial, los jóvenes; ellos son los más perjudicados, porque ya no saben en quién creer y a qué pertenecer: esto es, caldo de cultivo para nihilismo). Es un regalo no solamente para los aburridos tories, sino para la derecha europea, los republicanos de USA, para las derechas latinoamericanas, para todas las derechas.

Pero ¿saben? Y dicho con ironía y con ese humor negro, tan típico de los ingleses, es una “Canto de alegría” para toda la otra ‘izquierda’: la socialdemocracia. Todos felices desde Alemania a España pasando por Colombia a Chile. Todos felices con lo que le ha pasado al viejo Corbyn. Y es posible que hasta la misma izquierda ‘izquierda’ esté feliz porque sería mejor que saliera del Partido, que nadie lo viera y se quedara en silencio, por fin, hasta que muera. Y en eso dejará a los nuevos líderes de izquierda ‘izquierda’ hacer lo que ellos quieren hacer; y que no un vejo inglés les de clases de política con mayúscula, de teoría filosofía y de compromiso social y verdadero. Eso es muy molestoso para los líderes europeos, demócratas estadounidenses, y sudamericanos de izquierda ‘izquierda’.

¿Por qué Corbyn molesta y con lo viejo que es (71 años)? Es como Sócrates. Igual se le debe condenar y que beba cicuta; no es contra él, contra el hombre delgado y viejo de carne y hueso. La ideología, como dice Zizek muy bien, opera en su cinismo. Nadie cree en ella, pero es inexorable y se acontece como un destino, una fatalidad. Lo que expresa Corbyn debe ser eliminado de raíz, que nada quede con su sello. Se trata de una inscripción-Corbyn en lo simbólico mismo debe ser borrada; y dejar claro, a estas generaciones como las próximas, a ingleses, europeos, estadunidenses, sudamericanos, a todos, que nunca más ese camino, el de Corbyn, es posible ni viable. Esa inscripción simbólica indica no seguir a Corbyn, esto es, a su Comunismo. Él es expresión de una izquierda que no la quiere nadie para estos tiempos, absolutamente nadie, ni en su partido, ni en ninguna parte.

Y así como Octavio hizo todo por borrar el legado de Marco Antonio y en cierta forma lo logró; y nos quedó el mito ridículo romántico del amor por Cleopatra (y por eso perdió a Batalla de Accio del  31 a.C. que decidió todo a favor de Octavio que devino Augusto); y así se murió el gigante estratega que era Marco Antonio y que tenía otra visión del mundo (que no pasaba por Roma, sino por Alejandría);  esa misma borradura simbólica se piensa hacer con Corbyn hoy en pleno 2020 y, obviamente, en Pandemia y caos en UK por mala gestión. Pero tal borradura no la podrán eliminar, como no lograron eliminar el legado de Sócrates.

Lo que se quiere es eliminar la inscripción-Comunista de nuestra política actual, de nuestro inconsciente político. Y que no esperemos nunca más una salida como esa; por eso Sanders tuvo que dar un paso al lado en USA o estaría ahora no disputando con Trump una candidatura presidencial, sino en la cárcel o acusado por algo, como ‘anti-semitismo’. Corbyn está ya funcionando en nuestras vidas una inscripción-Simbólica que indica que un Comunismo a la altura del Acontecimiento puede ser. Él estuvo a punto de liderar como Primer Ministro a UK y todo el eje mundial habría cambiado porque USA también podía con Sanders girar. Pero a Corbyn se lo impendieron antes, pero no fue suficiente para derrotarlo. Ahora hay que borrarlo de la historia y que su inscripción como Comunismo se disuelva en el planeta del Capitalismo hacendal militarizado chapuza que nos gobierna en esta Pandemia.

Por lo mismo, todos hoy con Corbyn; es necesario defender a Corbyn: su defensa es defender nuestra libertad y que NosOtros podamos pensar, por lo menos, en un proceso revolucionario exitoso. Y si hicieron esto con Corbyn es porque estaban muy asustados. Y es porque en esta Pandemia ya se ve que el NosOtros se ha levantado en muchas partes. Y podría ser un síntoma revolucionario peligroso que Corbyn siga vivo entre NosOtros.

… ‘ A pesar de’… ¡Corbyn sigue Vivo!…

 

[1] https://lacaneman.hypotheses.org/1684