Publicado Agosto 03, 2021
¡Cuidado! la estrategia de la derecha es deslegitimar la Convención Constitucional
Cuerpo
Es evidente, que la estrategia de la derecha, la misión de sus constituyentes — Cubillos, Marinovic — es deslegitimar y desprestigiar la Convención Constitucional. Los manotazos de ahogados son persistentes, están desesperados tratando de impedir una nueva Constitución y disponen de todos sus medios de comunicación masivos para concretarlo: El Mercurio, La Tercera, Canal 13, TVN, Chilevisión, el MEGA, etc. 

Los autores que investigan las instituciones políticas sostienen que no hay instituciones sin legitimidad. Por ejemplo, Max Weber [1971], afirma que todo poder requiere legitimidad para asegurar sus cimientos y obtener obediencia de los gobernados. Las instituciones, son fundadas por su naturaleza y por el razonamiento. Una vez naturalizadas, se convierten inherentes al orden universal y pueden servir de fundamentos. 

Las instituciones políticas están centradas como todas las cosas — no como un grupo de personas que asumen ciertos roles, están precisamente inscritas en la permanencia de las cosas inmutables éstas se renuevan sin parar y evolucionan constantemente. Son también pensadas como cosas “útiles” y no insignificantes: salir del estado natural; fundar el contrato social; pacificar las relaciones sociales, etc. De igual manera, son clasificadas del lado de lo sólido, necesario y armonioso —

Para Lagroye [1985], las instituciones políticas contribuyen de alguna manera a limitar la jerarquía del poder opresivo y orientarlo hacia una razón objetiva. Si la legitimación es intrínseca a la institucionalización, es así como ésta última implica una rutina en las prácticas y es acompañada de un inevitable desencanto. En este proceso, la Convención Constituyente en Chile, está siendo objeto de una estrategia de desprestigio organizada con el fin de provocar una erosión paulatina del apoyo ciudadano a este órgano.

En esa arena, la estrategia de la derecha y la misión de sus constituyentes es desprestigiar a la convención para vaciarla de legitimidad para impedir la redacción de una Constitución con sentido social para nuestro país. Es por esa razón, que Marcela Cubillos y Teresa Marinovic están constantemente creando polémicas, con un objetivo muy claro — que la Convención, la institución política hoy en día más creíble y confiable entre la ciudadanía, vaya perdiendo apoyo —

Hace dos semanas fue Marinovic, quejándose que la Francisca Linconao hacía un espectáculo emitiendo sus intervenciones en mapudungun. La reciente semana pasada fue el turno de Marcela Cubillos, apuntó a la mesa directiva de la Convención, liderada por la presidenta Elisa Loncón y el vicepresidente Jaime Bassa, acusando una “tiranía” en la toma de decisiones. También, emite un discurso en la undécima sesión de la Convención acusando a la presidenta del órgano de estar pavimentando “un camino de tiranía”. 

A mi juicio, Marcela Cubillos debería comparar los reales significados de tiranía versus democracia. Cabe recordar que esta Sra. fue santa devota de la tiranía de Pinochet, por tanto, no tiene la autoridad moral para acusar a la directiva de la convención de querer imponer sus ideas de forma tiránica. Por lo demás, ella lideró la campaña del “Rechazo” para impedir cambiar una carta magna, en la cual la minoría social que representa instauró una tiranía constitucional contra la mayoría del país. Es incuestionable, que la actual Constitución es ilegítima, ya que carece de poder constituyente soberano y  deliberación democrática. 

Sin embargo, objetivamente, hay que reconocer que la tiranía también se puede ejercer de una mayoría por sobre una minoría. Alexis Tocqueville [1835], ilustra bien que siempre existe el riesgo de tiranía cuando es ejercida por una mayoría, reconoce al mismo tiempo que ésta debe ser todopoderosa cuando se trata del mundo real, de la justicia y de la razón. 

Albert Camus [1962], profundiza que el ideal de la democracia es menoscabado en los regímenes fascistas, comunistas y democracias populares. Concuerda con Tocqueville, sobre la tensión que existe entre fuerzas contradictorias de la mayoría y el derecho, argumentando lo siguiente: “La democracia no es la ley de la mayoría, sino la protección de la minoría”

En consecuencia, la defensa de la minoría a la cual pertenece Marcela Cubillos, no califica en los argumentos de Tocqueville, ni en los de Camus, puesto que ella dio soporte a una tiranía fascista, siempre se ha dedicado a defender sus privilegios, jamás ha luchado contra las injusticias que ha sufrido la mayoría, ni tampoco posee un vuelo intelectual para el triunfo de su razonamiento en el debate político constitucional.

En fin, las intenciones valen más que mil palabras. Es evidente, que la estrategia de la derecha, la misión de sus constituyentes Cubillos, Marinovic es deslegitimar y desprestigiar la Convención Constitucional. Los manotazos de ahogados son persistentes, están desesperados tratando de impedir una nueva Constitución y disponen de todos sus medios de comunicación masivos para concretarlo: El Mercurio, La Tercera, Canal 13, TVN, Chilevisión, el MEGA, etc. 

Columnas populares

Columnas más populares de las últimas 2 semanas.

Por la tendencia antedicha, está dentro de las posibilidades estadísticas, que Piñera obtenga otro record en su dudoso palmarés, y se convierta en el primer presidente en la historia del país, en ser destituido por corrupción; resultado más que posible, probable. 
Por lo que está empezando a aparecer, hasta para el partido del orden la salida anticipada de Piñera puede representar un alivio. Y si no sucede, a Piñera igual se le viene la noche con fecha de vencimiento el 11 de marzo de 2022, dentro de seis meses, cuando vuelva a su sola condición de empresario tramposo.
Este 18 de octubre del 2021, la historia parece retomar su vida, de Norte a Sur, se siente el mensaje del síntoma que no ha logrado sanar, ese síntoma que persiste y que fue identificado por los manifestantes bajo el mensaje “Chile Despertó”, ese Chile despierto retorna pero, ¿De que forma? ¿El advenimiento de la justicia tendrá lugar tras un nuevo despertar social?
Sería conveniente que el juicio del que salvaron varios de nuestros presidentes esta vez no incluya al gobernante actual y que, antes o después de su mandato, sea condenado ejemplarmente, al igual que otros mandatarios o dictadores del mundo. Para que así, Chile pueda recuperar su plena dignidad, porque los delitos cometidos por Piñera y otros que lo antecedieron han afectado la honra de nuestro Estado y, por cierto, de su supuesta democracia.
Fuera
Una bomba mediática estalló este martes 12 de octubre. La ONG austriaca All Rise presentó una denuncia contra el presidente brasileño Jair Bolsonaro ante la Corte Penal Internacional (CPI), acusándole de crímenes contra la humanidad debido a su política medioambiental.