Publicado Mayo 20, 2021
Declaración de la Lista del Pueblo al Pueblo de Chile
Cuerpo
Leo Ferré cantaba: "Votaron... ¿Y ahí?" Justamente: ¿y ahora qué? Si la convención constitucional no se deshace de las ataduras legadas por el viejo mundo, habrá nacido infértil. ¿Con qué derecho la costra política parasitaria se atreve a imponer límites a su gusto? He aquí una declaración que promete. Y que habrá que seguir de cerca, para ver si es cierto...

Hoy el Pueblo de Chile se ha manifestado y ha dejado claro que su voluntad es transformar el país en un lugar digno para todas las personas que integran nuestra nación.

Las candidatas y candidatos que en esta jornada hemos sido mandatados por la ciudadanía para construir este nuevo país, nuestros equipos territoriales desplegados en todos los distritos y la enorme red ciudadana que ha hecho esto posible, nos comprometemos con el Pueblo, movilizando este Proceso constituyente para terminar con la opresión de la clase política al servicio de la élite económica.

Superamos las trabas que se pusieron en el camino, y seremos consecuentes con la promesa hecha y que ha logrado sumar a millones de personas. Queda claro que cuando se da la opción de que el pueblo se organice, podemos posicionarnos en todos los espacios políticos necesarios, en igualdad de condiciones y exigencias.

Quienes integramos la Lista del Pueblo no vamos a validar sus maniobras limitándonos a negociar un paquete de derechos básicos en una Constitución de pantomima. Redactaremos la nueva Carta Magna de Chile para asegurarnos que la dignidad humana y medio ambiental sean el centro del Estado, y la justicia y la equidad social el único propósito de los servidores públicos.

Este es el momento de consagrar la voluntad del Pueblo de Chile como el máximo poder resolutivo en un Estado Plurinacional, a través de un sistema de Democracia Directa que represente la diversidad de todas las personas.

Este movimiento independiente nació en la calle, con personas que conocemos las carencias de este sistema, que hemos aprendido a sortear las pésimas condiciones laborales, de salud y educativas, además de la injusticia política y la violencia económica.

Rechazamos y combatimos la represión brutal ejercida por el actual gobierno, con la complicidad de los partidos políticos y los gobiernos anteriores. 
Funcionaremos como una Bancada Del Pueblo, respetando los principios que nos unen y las diferencias que nos enriquecen, al interior de la Convención, por un Estado Constitucional, Ambiental, Igualitario y Participativo.

Esta es una victoria del Pueblo de Chile, y en cada Plaza Dignidad, de Norte a Sur y en su territorio insular, celebraremos con quienes creen en el futuro que nos merecemos, en nombre y memoria de todas las personas que lucharon a partir del 18 de octubre del 2019, a la primera línea, a Mauricio Fredes, a Cristian Valdebenito, a Alex Núñez, por los más de 400 mutilados, y también por todos los que han sufrido desigualdad estos últimos 40 años. No transaremos hasta establecer la verdad, el castigo a las violaciones a DD.HH., la libertad de los miles de presos políticos de la revuelta, y el combate a la corrupción instalada en nuestras instituciones.

Arriba los y las que luchan, hasta que la dignidad se haga costumbre. 
17 de mayo de 2021

Columnas populares

Columnas más populares de las últimas 2 semanas.

No podemos seguir oponiendo simplemente un “atrévete” por un “infórmate”, se requiere un plus imaginativo. De modo que la imaginación popular restituya su flujo hacia sueños emancipatorios, democráticos, inclusivos, equitativos y justos. Aún es posible, ya que lo imposible puede suceder…
Descaradamente, el gobierno y la prensa exhiben el 46,7% de participación como un triunfo. Hace una semana afirmé que estas elecciones serían una payasada. ¡Menuda perspicacia!
Lo que debería intentar es movilizar a todo el mundo democrático en contra de una amenaza que puede derivar en un Bolsonaro, en un Trump, una cuestión así. Ante eso creo que es el mejor antídoto para esta línea de ataque que Kast ya desarrolló diciendo “esto es libertad versus comunismo”.
La propuesta del candidato presidencial de la extrema derecha recuerda mi experiencia personal con la Operación Cóndor, la que ahora intenta reeditar. La democracia, la paz y no violencia que anhelamos chilenas y chilenos se encuentra amenazada en varios ámbitos con la propuesta de este candidato. Pero resulta particularmente preocupante que su política internacional, en vez de atender el mejoramiento de las relaciones vecinales, responder a las demandas por enfrentar el deterioro de los ecosistemas o favorecer la reducción del armamentismo, se concentre en la represión de personas que tienen ideologías distintas a las que el defiende.
Es muy poco probable que el nuevo Presidente pueda realmente dar paso a una “era nueva”, como se ha prometido y, salvo las consabidas fluctuaciones accionarias y del precio del dólar, todo indicaría que el país va a seguir gobernado por la clase política, como que el sacrosanto mercado seguirá siendo nuestro soberano. Con el aval de los gobernantes y de la casta militar o guardia pretoriana.