Publicado Febrero 08, 2021
Fuente:
Joven detenido aparece ahorcado en el calabozo, caso similar al de césar Mallea en la noche del 25 de octubre de 2019

Camilo Mijaki Salinas, un joven de 27 años, quien fue detenido ayer domingo junto a su pareja en la calle Clotario Blest por no tener un saldo conducto. Su pareja fue dejada en libertad pasada las 14:00 horas, dejando a Camilo en calidad de detenido, por su reincidencia en el artículo 318. Pasadas las horas, la mujer decidió llevarle comida, encontrándose con la horrible noticia que su pareja se había ahorcado en una celda.

“A eso de las 16:00 horas, su pareja vuelve a la comisaría con un sándwich, indicándoles al personal de guardia que le lleva comida al detenido. En la guardia se reúnen seis carabineros, indicando uno que un detenido se encontraría ahorcado, ante esto su pareja reaccionó preguntando el nombre de la persona que estaría muerta. Carabineros comienza a moverse en distintas direcciones y sacan a la pareja de Camilo del lugar a empujones, indicándole que no le pueden entregar información”, prosiguió el comunicado.

La pareja de la víctima se niega a creer la versión de carabineros, aclarando lo siguiente: “Camilo no tenía antecedentes de enfermedades de salud mental, tenían planes y proyectos, que él era una persona amable, estable emocionalmente y que en ningún caso el mostró ideas suicidas o indicios de una incipiente depresión”.

Por su parte la PDI declara que el caso no es normal: las circunstancias del deceso de Camilo son extrañas, sobre todo, porque en la celda en que él se encontraba se generaba un punto ciego”, lo que aumentó sus sospechas.

El supuesto suicidio del joven en la 51 Comisaría de Pedro Aguirre Cerda es gravísimo, la versión de carabineros no es creíble, es muy similar a la muerte de Cesar Maella en las mismas circunstancias.

La institución de carabineros ya no da para más, no es posible que existan dos casos similares, que las personas ingresen vivas a una comisaría y salgan fallecidas. Las sospechas del mundo social son bien fundadas, debido a los asesinatos y a las violaciones de los derechos humanos que han cometido. El gobierno es cómplice de esta institución, percibida como criminal por una gran parte de la ciudadanía.

Es sumamente preocupante lo que está pasando en Chile. La fuerza legitima, la autoridad y la obediencia civil no pueden existir con tal desprestigio del gobierno y de su policía uniformada. Las autoridades, la policía de carabineros y los medios de comunicación dedicados a desinformar y a encubrir, le continúan echando más leña al fuego. Así como vamos, esto pinta para una radicalización y la perdida total de la paz social en Chile.

Nuestra República tuvo un intercambio por audio con la familia de César, aquí abajo dejamos la nota y la transcripción del audio de la hermana de César Maella.

Familia niega explicación de carabineros.

César Mallea González, fue arrestado la noche del 25 de octubre de 2019 en la comuna de Peñaflor por carabineros después de infringir el toque de queda. Su liberación debería haber sido el día siguiente a primera hora, pero por extrañas circunstancias, su cuerpo fue entregado sin vida, acusando un suicidio, que hasta el día de hoy su familia rechaza.

 Venía de visitar a su hija, había dicho que volvería el día siguiente, pero después de la noche del 25 no lo volvieron a ver. En un audio, su hermana, nos cuenta el transcurso de los hechos. De cómo Carabineros de Chile, en varias oportunidades rompe los protocolos y niega a la familia respuestas concretas sobre lo ocurrido. Para ellos la situación es completamente ilógica, ya que César por lo visto no tenía ninguna intención de suicidio, ya que siempre estuvo en contacto con su familia y con ideas claras de visitarlos al día siguiente.

El cuerpo sin vida según testigos se encontraba lleno de hematomas y contusiones, contrario a la explicación formal expresada por Carabineros, donde la causa de muerte fue un ahorcamiento voluntario en el calabozo. Al exigir los documentos de su detención estos fueron negados por Carabineros y al revisar los vídeos en los que él se encuentra en el calabozo, se percatan que hay un vacío entre el momento que está con vida y luego cuando aparece ahorcado.

No sé sabe exactamente que pasó en ese instante, porque Carabineros se negó a mostrar el material, argumentando que no estaba en sus manos. Los únicos indicios que tiene la familia a su favor ante lo ocurrido, es que al conversar con la Brigada de Homicidios de Ñuñoa les manifiestan que la situación es extraña y que están realizando todo lo necesario para establecer los hechos.

Transcripción audio completo:   

Buenos días, soy la hermana de César Mallea González, asesinado en la comisaría número 56 de Peñaflor, les cuento, el día 24 de octubre, César sale del lugar donde vivía, la casa de mis padres con destino al hogar de su hija, de 19 años Catalina Mallea, cuestión que era cotidiana en él. Catalina su hija estuvo con él desde aproximadamente de 10 a 11h30 de la noche. A las 2 de la mañana del 25 de octubre, Catalina recibe un audio de su padre, y le confirma que durante el día irá a visitarla.

Al rededor a las 2h30 de la mañana, César, desde la comisaría 56 de Peñaflor se comunica con su exesposa, Ana Castillo, de quién estaba separado de hecho hacía algunos meses, informándole que estaba detenido por toque de queda, que por favor estuviera atenta e hiciera presencia al otro día a las 8h en Fiscalía Talagante, porque en ese punto lo liberarían. Esta llamada, la realiza del número telefónico de una funcionaria de Carabineros, de la cual desconozco su nombre o grado.

Posteriormente, la señora Ana Castillo, desde el mismo número recibe 4 llamadas más desde el mismo número. Conversa con ella, en forma normal, y siempre insistiendo en que sea puntual en su venida a la Fiscalía.

Siempre César, informó que su detención había sido por infringir el toque de queda y no por tal salvo conducto.  La 56 comisaria de Peñaflor, se encuentra ubicada en avenida 18 de septiembre 169 y su teléfono es 229225640 que claramente no coincide con el número del que emanaron las llamadas de mi hermano, desconozco de los uniformados. Solo se presentó frente a nosotros el oficial a cargo, que no recuerdo su nombre, aunque no tengo claro a qué hora ocurrió la detención, porque el oficial a cargo de la comisaría en forma oral me indica que lo lleva para constatar lesiones alrededor de las 1h35 de la mañana.

Nosotros no manejamos información del horario de detención de mi hermano, pero si los audios que efectuó alrededor de las 2 de la mañana y posteriormente desde las 4 de la mañana desde el teléfono de la funcionaria, en todas las llamadas él insistía en encontrarse al otro día en Fiscalía con su exmujer a las 8 de la mañana y con su hija Catalina, que iba durante el día 25 de octubre con su padre.

A las 4h45 suena el teléfono de su ex señora y no contesta, a las 4h48 de la mañana, la señora Ana Castillo contesta el llamado y le piden si puede trasladarse a la comisaría de Peñaflor, ella indica que no tiene movilización propia, por lo que la comisaría le envía una patrulla, en la cual es trasladada hasta este lugar. Ella cuando llega a la entrada había una formación de Carabineros, algo extraña, como una media luna, Ana pregunta que es lo sucedido y se acerca el oficial a cargo de la comisaría informándole que mi hermano César Mallea se había ahorcado, perdiendo la vida.

  Posteriormente a las 6h30 de la mañana mi padre de tercera edad, mi madre de 72 y padre 74, reciben una llamada de una mujer que se identificaba como carabineros de chile y les informa que mi hermano se había quitado la vida en el calabozo ahorcándose, y que se acercaran a la comisaría.  La señora Ana Castillo, quien le avisan en primera instancia, concurre a la comisaría nos informa que estando en la comisaría llama a un tío para que lo acompañe. Este señor nombre Juan Arancibia, colabora con carabineros a poner dentro de una bolsa el cuerpo de mi hermano, observa que el torso de César se encontraba con muchos hematomas, y hace la consulta a carabineros, que responden; “ya rapidito, a la bolsa no más, hagámosla corta”

Juan Arancibia, gira el cuerpo de mi hermano y observa que, por ambas partes de su espalda, estaba con hematomas, a su vez a Ana Castillo, su exmujer, le prohibieron ver el cuerpo. Con todas estas dudas, expreso aquí que termina el episodio de tensión, y comienza con la ruta de lo que pasa.

Con César después de su muerte, cabe señalar que carabineros, supuestamente una vez colgado mi hermano y ellos descubriendo el cadáver en esa condición, lo descuelgan, sin haber presente un fiscal o ni juez presente y lo trasladan al servicio de emergencia local en la patrulla de carabineros, dentro de la bolsa.

Como familia, desde el primer momento descartamos absolutamente la explicación de carabineros, pese al dolor, impotencia y rabia que sentimos. Hemos tratado de mantener la calma para agilizar este proceso. Cuando a mis padres le informaron de esta lamentable situación ellos se comunican conmigo y juntos no dirigimos a la comisaría de Peñaflor. Cuando llegamos se presenta el inspector de la brigada de homicidios Fabián Pérez y comisario Sebastián Vergara, perteneciente a la brigada de homicidios de Ñuñoa, quienes en primera instancia nos manifiestan que es raro lo sucedido y que están realizando lo necesario para establecer los hechos.