Publicado Febrero 09, 2021
LA AUTODESTRUCCIÓN DE LA CENTRO IZQUIERDA CHILENA Y UNA LUZ DE ESPERANZA
Cuerpo
Verónica Pardo, vecina de Providencia con más de 26 años en el sector del Aguilucho, participante activa en el proceso de los Cabildos. Surge aquí la pregunta ¿cuál es el fenómeno que una persona que es conocida sólo en su barrio, que no representa un partido político formal, derrota al sistema político y se instala como la candidata única?

En el Chile de hoy todo apunta a que el mundo político continuará en su camino a la autodestrucción, pasando desde la izquierda más dura hasta la Democracia Cristiana, con sus socios de la derecha fascinados de comprobar esta autodestrucción.

Muchos pensamos que el resultado que generó la consulta para una nueva constitución, donde el 80% de los chilenos a pesar de la pandemia, concurrieron a dar su opinión que querían cambiar la actual constitución, a los señores políticos les enviarían una señal clara de unidad en un propósito común.

Chile próximamente se va a enfrentar a varios propósitos comunes en lo político. Se vienen importantes elecciones que definirán el futuro de nuestro país. Elección de Constituyentes, de Alcaldes, Concejales, Gobernadores y la Presidencial.

Con lo trascendente que implica el próximo escenario, las fuerzas políticas demuestran una desconexión total con la ciudadanía, son incapaces de interpretar la realidad, no logran percibir el sentido profundo de los intereses de sus electores. Están cegados por su discurso vacío, que sólo los interpreta a ellos y sus intereses pequeños, con una mirada de corto plazo que los podría llevar a una candidatura a algo…a representarse a ellos mismo y sus partidos minúsculos. La ciudadanía lo sabe y por eso no les asigna más del 3% de credibilidad.

La Derecha a pesar de sus diferencias naturales, logra vencer los egos, intereses y miradas internas y arma un engendro que va desde los más moderados hasta un incipiente pero peligroso partido Republicano. Entonces se presentan como un solo bloque, estando conscientes de que juntos sólo representan un tercio del electorado, pero precisamente porque están conscientes de este factor, es que se unen para lograr la victoria, porque saben que al frente esta el 70% de los chilenos que tienen otra mirada, pero, y aquí esta la gran tragedia, ese 70% de votantes, están representados por partidos políticos ciegos, que no los representan en su mirada de país, y por lo tanto con sus divisiones intestinas le están entregando a la Derecha el control del país. Así entonces la voluntad de ese 70% se desnaturaliza, y no logra el efecto que los votantes buscan.

Los ejemplos se multiplican desgraciadamente en cada uno de los procesos que se vienen. Que mejor ejemplo que lo sucedido para la elección de la Constituyente, ya conocemos el triste espectáculo que ofrecieron los partidos políticos de centro izquierda, cada uno inscribiendo sus penosas listas, generando un triste espectáculo de desunión, la unidad de ideales no existe.

Pero el espectáculo continuo, la elección de alcaldes nuevamente nos ofrece la amplia gama de como se puede lograr la autodestrucción de un objetivo y entregarle al contrario el control de una comuna en este caso. Nuevamente aparecen los egos, la falta de unidad y finalmente la decisión de ir a una elección que se supone es para ganar, pero partiendo desde el inicio con la convicción que la van a perder… ¿cómo se entiende esta lógica? aquí un ejemplo que se repite en diversas comunas. Para la elección de la Alcaldía de Ñuñoa, la centro izquierda presenta 4 candidatos …la Derecha uno…no resulta difícil saber con anticipación cual va a ser el resultado. por eso hablamos de la autodestrucción.

Sin embargo, y a pesar de lo pesimista del panorama, siempre surge una luz de esperanza de cambiar este escenario. En la comuna de Providencia se ha generado un fenómeno de participación social muy especial. En esa comuna se realizó una primaria para elegir a quién representaría el sector de la centro - izquierda. Participaron candidatos de los diversos partidos, todos hombres y una sola mujer independiente políticamente y representando precisamente en ese carácter a la comunidad.

La ganadora, Verónica Pardo, vecina de Providencia con más de 26 años en el sector del Aguilucho, de profesión ingeniera comercial, participante activa en el proceso de los Cabildos. Surge aquí la pregunta ¿cuál es el fenómeno que una persona que es conocida sólo en su barrio, que no representa un partido político formal, derrota al sistema político y se instala como la candidata única?

Vero

La respuesta la tienen los vecinos que votaron por ella, pero el fenómeno es más profundo y tiene que ver con la desconexión que cada vez va generando una grieta entre los intereses de los partidos políticos y los intereses de la ciudadanía. En la comuna de Providencia se refleja nítidamente este fenómeno.

El ejemplo de lo que suceda en esta comuna, podría ser el inicio de una recomposición de la centro izquierda, si sus líderes logran salir de sus añejos y extemporáneos dogmas que los mantienen atados a viejas consignas que hoy resultan vacías. Curiosamente llama la atención que las nuevas generaciones de políticos de los cuales se esperaba mas apertura de mente, resultaron ser más intransigentes al final del camino, cerrando puertas para el dialogo, en vez de abrirse a buscar la unidad para conseguir el objetivo final.

Hoy estamos así, con decenas de listas y candidatos a lo que venga, cada partido político aportando a la autodestrucción, da lo mismo si ganan, lo importante es que no gane nuestro socio, para que al final gane el candidato de la Derecha…parece que esa fuera la lógica.

El ejemplo contrario que seguir para iniciar un nuevo camino seria que se pueda replicar a nivel nacional la experiencia de Providencia, con la candidata que va apoyada por todos los partidos de centro izquierda que por lo menos en esta comuna salieron de su miopía (representan 4.860 militantes en la comuna). El objetivo final es saber llegar con un mensaje de unidad al 64% de los habitantes de la comuna que votaron por el Apruebo.

Columnas populares

Columnas más populares de las últimas 2 semanas.

No podemos seguir oponiendo simplemente un “atrévete” por un “infórmate”, se requiere un plus imaginativo. De modo que la imaginación popular restituya su flujo hacia sueños emancipatorios, democráticos, inclusivos, equitativos y justos. Aún es posible, ya que lo imposible puede suceder…
Descaradamente, el gobierno y la prensa exhiben el 46,7% de participación como un triunfo. Hace una semana afirmé que estas elecciones serían una payasada. ¡Menuda perspicacia!
Lo que debería intentar es movilizar a todo el mundo democrático en contra de una amenaza que puede derivar en un Bolsonaro, en un Trump, una cuestión así. Ante eso creo que es el mejor antídoto para esta línea de ataque que Kast ya desarrolló diciendo “esto es libertad versus comunismo”.
La propuesta del candidato presidencial de la extrema derecha recuerda mi experiencia personal con la Operación Cóndor, la que ahora intenta reeditar. La democracia, la paz y no violencia que anhelamos chilenas y chilenos se encuentra amenazada en varios ámbitos con la propuesta de este candidato. Pero resulta particularmente preocupante que su política internacional, en vez de atender el mejoramiento de las relaciones vecinales, responder a las demandas por enfrentar el deterioro de los ecosistemas o favorecer la reducción del armamentismo, se concentre en la represión de personas que tienen ideologías distintas a las que el defiende.
Es muy poco probable que el nuevo Presidente pueda realmente dar paso a una “era nueva”, como se ha prometido y, salvo las consabidas fluctuaciones accionarias y del precio del dólar, todo indicaría que el país va a seguir gobernado por la clase política, como que el sacrosanto mercado seguirá siendo nuestro soberano. Con el aval de los gobernantes y de la casta militar o guardia pretoriana.