Publicado Noviembre 13, 2020
Los mercados financieros en plan cachondeo
Cuerpo
Pero este es el tema de una próxima parida, por el momento más vale no meneallo. Por el momento me limito a preguntar a quien diablos habría que devolverle la deuda, visto que quien emite euros, y compra las deudas soberanas, es el BCE (banco central europeo), que es NUESTRO banco.

¿Te han gustado los consejos de John Mauldin, mi asesor financiero preferido? Vas a adorar la profundidad y la pertinencia de los consejos de los más grandes “expertos en riesgo”: los Bancos.

Esta vez no voy a subir al columpio a los “expertos” del BancoChile: aprovechando que el cretinismo –o la frescura de esfínter, según se mire– es un valor extremadamente democrático repartido equitativamente en la superficie del globo terráqueo, evocaré a sus homólogos del BNP Paribas, el más grande banco privado galo, mi banco, o más bien el banco del cual soy víctima, perdón, cliente.

En medio de este mambo interminable, – Covid-terrorismo-cambioclimático-desempleo-pobrezacreciente-crisistrascrisis-confinamiento-cuarentena –, algún ejecutivo de cuentas, gerente de nuevos productos financieros, financial-manager o gestor-de-bases-de-datos-de-pringaos-potencialmente-garchables, hizo como Luz Casal: pensó en mí. De ahí que haya recibido un mensaje destinado a encandilarme con un haz de luz arrojado a la gestión de mis escasos ahorros. Helo aquí.

“BNP Paribas tiene el placer de hacerle llegar esta nota de orientación estratégica del mes de noviembre 2020, que sintetiza la actualidad de los mercados financieros al mes de octubre así como nuestras orientaciones en términos de estrategia de inversiones.”

Escribirme les procura un cierto placer, pos bueno, pos fale, pos m’alegro, yo no pedí nada, y para ser franco “la actualidad de los mercados financieros al mes de octubre” me la trae al pairo y me inquieta algo menos que el destino final de mi primer pañal.

Dígolo con la sana intención de darte una idea de lo poco o nada que me interesan las “orientaciones en términos de estrategia de inversiones” de BNP Paribas, de cuya dudosa sapiencia en la materia me he dispensado durante ya 72 años sin que ello haya afectado en lo más mínimo –positiva o negativamente– el valor de mi modesto patrimonio.

Los linces que me escriben suponen que servidor pasa lo más claro de su tiempo dedicado al escrutinio meticuloso del estado físico del Rey Arturo, también conocido como el Gladiador, el Guerrero y el TodoTerreno, o –en estricto rigor– de los minutos que ha jugado (o no ha jugado) el Niño Maravilla. Esa eminente razón, ligada al deseo de ofrecerme pruebas factuales de su erudición en materia de especulación financiera, les lleva a ponerme al corriente de las últimas novedades:

“En octubre, los mercados de acciones han globalmente reculado, en razón del rebrote de la epidemia de Covid-19 en Europa: -4,36% para el CAC 40 (Francia), -7,37% para el Euro Stoxx 50 (zona Euro) y -2,77% para el S&P 500 (EEUU).”

¡Alabao!

Mis lecturas de J.M. Keynes ya me habían advertido del comportamiento en plan casino de Las Vegas, mafia incluida, de las Bolsas mundiales. El libro en el que pienso fue publicado en febrero de 1936, pero uno no le puede pedir a un simple ejecutivo bancario que sepa lo que no enseñan en las Facultades de Economía y Negocios del mundo occidental. De modo que, porcentajes más o menos, los mercados de acciones, como decía Jacques Chirac, ex presidente de la República francesa, “me tocan una sin mover la otra”.

Si BNP Paribas quiere de mi parte una reacción en plan jaw-dropping, –como dicen los boluditos que hablan spanglish–, sus ejecutivos y otros managers van a tener que hacer horas extra, estrujarse las meninges y aflojar de la pituitaria.

El resto del mensaje es tan plano como el encefalograma de un economista senior del FMI o de la OCDE, para el caso da igual:

“Los nuevos confinamientos impuestos en Europa cambian la forma del relance económico que esperamos: de una forma que anticipábamos en U después del primer confinamiento de la primavera, pensamos ahora que será en forma de W como consecuencia de estas nuevas medidas restrictivas. No obstante, la hipótesis de un rebote del crecimiento en 2021 permanece intacto, puesto que los confinamientos son menos duros, y el sostén de las políticas monetarias y fiscales es masivo.”

Estos tigres, con una falta de imaginación que fuerza la admiración, usan y abusan del cursillo acelerado “La economía en tres semanas” que les dieron en el Banco, y miman a la prensa chilena que también hace puñetas con el ‘relance en V’ o la ‘recuperación en U’.

Como vemos ahora, la variante en ‘W’ parece retener todo el interés de BNP Paribas, a menos que decida corregir sus previsiones para adoptar la tesis de una ‘recuperación en Z’, como zigzag, o bien en ‘K’, como kaput.

Esta última noción, como seguramente sabes, nos viene del alemán, y significa que algo fue totalmente reducido a la nada, sin esperanzas de poder, algún día, restaurarlo o rehabilitarlo. Ejemplo: La economía chilena iba bien, recuperándose en zigzag, hasta que Ignacio Briones perdió el control, estrelló el coso y quedó kaput.

Pero los subnormales que me enviaron el mensaje son optimistas: para ellos poco importa que el relance se haga en V, en U, en W, en Z, o en estricto rigor (mortis) en X –la X de hay que Xoderse…–, “el rebote del crecimiento en 2021 permanece intacto”.

Estábamos en el Alfabeto… los linces de BNP Paribas nos trasladan ipsofactamente a la consulta de Yolanda Sultana: lo único que falta saber es tu signo zodiacal. ¿Libra, eres Libra? Lo pones fácil:

LIBRA (23 de septiembre al 22 de octubre)
Amor: La inseguridad repercute en las relaciones afectivas, tenga cuidado. Salud: Preocúpese por la salud de su corazón, no se alimente de mala manera. Dinero: Por el momento es mejor que reserve esos proyectos para más adelante, cuando se den mejores condiciones. Color: Blanco. Número: 5.

Un consejo financiero: este finde vete al casino de Viña del Mar, y juégate todo a “Blanco el 5”.

Ahora bien, ¿cómo saben los augures de BNP Paribas que el rebote del año próximo es grito y plata? Fácil: ellos no miran una bola de Kristal (Kristal, por razones que son muy suyas no deja que le miren las bolas…), ellos tienen razones de peso, helas aquí: Porque “los confinamientos son menos duros, y el sostén de las políticas monetarias y fiscales es masivo”.

Es verdad que el segundo confinamiento (al menos en Francia) es emoliente y falto de rigidez. No obstante, el que se pone duro es el jodido virus. Ese dato no figura en los modelitos económicos al pedo que le sirven a BNP Paribas para escrutar el futuro. Mala cosa. Sobre todo si uno considera la opinión del célebre Pr. Raoult, quien advierte: “Esta no es la misma pandemia: hay muchas variantes del virus, y una vacuna para la primera variante no surtirá efecto para la cuarta, que es la que tenemos ahora”.

En cuanto al “sostén de las políticas monetarias y fiscales” no perdemos nada por esperar. Durante décadas la doxa, la regla y las órdenes iban en el sentido de la austeridad, Die Austerität para que me entiendas, visto que quien lleva el pandero es Frau Merkel, Alle is gut, Ja?

En estos días, de cara al gasto público la cosa va de ¿Cuánto quieres? ¡Ahí te va el doble!

Pero vivir como el Imperio, sin producir un cuesco y emitiendo dólares de Monopoly, no es plan. La prueba: hay quien se inquieta de la deuda. Die Staatsverschuldung, que va adquiriendo proporciones respetables y habría que pagar algún día.

Habría que pensar en pagar la deuda, ¿No?

Pero este es el tema de una próxima parida, por el momento más vale no meneallo. Por el momento me limito a preguntar a quien diablos habría que devolverle la deuda, visto que quien emite euros, y compra las deudas soberanas, es el BCE (banco central europeo), que es NUESTRO banco.

Las mejores cosas tienen un final, esta parida no es una excepción, y llega el momento de concluir. El mensaje de BNP Paribas se termina como los fuegos de artificio: con un bouquet final digno de la apertura de los Juegos Olímpicos de Beijing.

“En este contexto, nuestra estrategia de inversiones permanece inalterable: los periodos de volatilidad en los mercados podrán ser una oportunidad para reforzar las posiciones en activos arriesgados, en adecuación con el perfil de cada cartera de acciones.”

El mundo se cae a pedazos, BNP Paribas permanece hierático, trascendental, inmutable. En alguna parte los enanos que fungen de asesores financieros leyeron eso de ‘A río revuelto…’, eminente e irredargüible razón por la que te aconsejan poner los huevos en la mesa de cortar del carnicero.

Para mí… podrían comenzar poniendo los suyos.

Porque BNP Paribas, al enviar su mensaje, no lo hace como yo, en plan cachondeo.
Lo que dice, lo dice en serio.
Ese es el problema.

Columnas populares

Columnas más populares de las últimas 2 semanas.

Rodrigo Rojas, conocido como “Pelao Vade”, recién electo constituyente, en la lista del pueblo. junto con apoyar la candidatura de Diego Ancalao, llamó a firmar por él como carta presidencial para las próximas elecciones.
La costra política parasitaria se pasó tan rotunda desautorización por los “Acuerdos por la paz y la democracia”, aprovechando el descomedido gesto para imponer otra fracción, la de los mencionados dos tercios, con la vana esperanza de bloquear todo lo que no satisficiese sus ansias de seguir mangando (mangar: robar, hurtar, saquear).
La gran pregunta que surge es: ¿Qué harán ahora los convencionales de los partidos de la ex Concertación que, por muy pocos que sean, serán claves en la definición del futuro de Chile y del modelo neoliberal aún vigente?
El Buen Vivir es, al mismo tiempo, una utopía y una posibilidad cierta. Es una utopía, porque constituye el sueño de un país distinto, integrado por todas y todos quienes acepten una convivencia en la diversidad, en condiciones de mayor equidad y con un respeto irrestricto por la madre tierra. Pero también es una posibilidad cierta, pues los pueblos indígenas vivieron miles de años bajo este precepto.
Hay que tomar los ejemplos que dieron las fuerzas populares en la Región de Valparaíso, en la comuna de Santiago y en otras localidades donde la unidad de partidos políticos y organizaciones sociales permitió alcanzar la victoria en gobernadores, alcaldes y concejales.