No fue un simple control de identidad, fue un montaje para silenciar y encarcelar

Quiero agradecer a todas las personas, familiares, amigos y compañeros que difundieron a través de redes sociales esta detención ilegal y planificada. Gracias a ellos se hizo justicia y pude reunirme con mis seres queridos sin haber sido golpeado o maltratado...

No voy a poner que soy, lo que hago o a quien represento. Pero claramente fue por motivos políticos. No se explica 30 "carabineros" por salir a estacionar el auto fuera de mi casa "sin salvoconducto".

Relato a continuación lo que me sucedió́ el viernes 22 de mayo de 2020 a las 10: 30 aprox. Para que quede registro y se sepa la verdad en primera persona.

A la hora señalada procedí́ a sacar mi automóvil como lo hago todas las mañanas para estacionarlo fuera de mi negocio y dejar el espacio del estacionamiento libre. En momentos en que voy sacando el automóvil, llega a toda velocidad una patrulla de carabineros de la 20° Comisaría de Puente Alto, los llamaré así́ para no herir susceptibilidades, y se detiene al lado de mi vehículo. 

Por la ventana de la patrulla me dicen - Pa donde vai ? Por el tono de voz y la forma de llegar, noté de inmediato que buscaban algo más que un simple control policial.

Respondí́ - No voy a ningún lugar, vivo aquí́ y estoy sacando mi auto para trabajar mi negocio. Nuevamente me preguntan en tono agresivo - Pa donde vai? Y les respondo - Te digo que vivo aquí y no voy a ningún lado. 

Me dicen - Pásame tu carnet. A lo que respondo - Lo tengo dentro de la casa, déjame ir a buscarlo. Y bajo de mi auto para ingresar a mi domicilio. 

En ese momento el carabinero F. Astudillo G. se pone delante mío, cerrándome el paso, le digo que tengo mi carnet dentro de mi casa y que voy a buscarlo, en ese momento intento pasar por su lado y me toma del brazo, a lo que digo que me suelte, quitando mi brazo sin tocarlo a él. 

Y aquí comienza el show.

Al retirar mi brazo de su agarre, hace un gesto teatral y dice - Agresión. En ese instante el Cabo 1° L. Orellana S. me toma por el cuello, desde atrás haciéndome una llave de estrangulamiento y dice a Astudillo.

- Pide refuerzos por agresión a carabineros en servicio. Continuó con su agarre para provocar una asfixia y desvanecimiento.

Por mis conocimientos de artes marciales, soy cinturón  negro 1° dan en Kenpo karate y cinturón negro 1° dan en Kyokushin karate, supe que lograría asfixiarme si no me soltaba. Por lo que hice un movimiento de defensa y me solté. 

https://www.youtube.com/watch?v=i7Ko0SAFosI

Ingresé a mi casa, dejé mi billetera con dinero, saqué mi carnet y volví afuera. En ese momento estaban diciéndole a mi mamá que me iban a llevar detenido por agresión y que yo le había pegado un "combo" al Cabo 1° L. Orellana S.

Desde que pidieron refuerzos por radio, entrar a mi casa a buscar el carnet, no transcurrieron más de dos minutos. Al volver con mi identificación, enciendo la cámara de mi celular y comienzo a grabar para dejar registro que iba a entregar mi carnet. 

Entonces el Cabo 1° Orellana ingresa a mi domicilio, sin una orden judicial, sin delito flagrante y me toma violentamente de los brazos, comenzando a tironearme hacia afuera de mi domicilio, le digo que no puede ingresar sin una orden judicial.

Se le une el carabinero Astudillo y entre los dos comienzan a tratar de sacarme del interior del domicilio, me tiran del cuello y de los brazos, no pudiendo sacarme hacia afuera. 

Teniendo conocimiento que se trataba de una detención ilegal, me libero nuevamente de sus intentos por doblegarme y reducirme.

Cuando veo llegar por ambos costados de la calle dos furgones de carabineros, una patrulla y motoristas de seguridad ciudadana. Se bajan alrededor de 30 carabineros, todos equipados y con chalecos antibalas, en actitud violenta. 

Luego supe por informaciones de vecinos, que los "refuerzos" estaban estacionados desde la mañana a la vuelta de mi casa, a la espera de la señal. 

Me estaban esperando y querían detonar una reacción violenta de mi parte para detenerme y acusarme de agresión o quizá que cosa tenían planeado, ya que varios "refuerzos" se bajaron con sus armas listas para disparar.

Para evitar un show más grande y que agredieran a mi mamá o a la niña que trabaja conmigo en mi negocio, le paso el celular a mi mamá y le digo que siga grabando.

Me acerco con los brazos en alto y digo - Sin violencia.

Me esposan y me suben a la patrulla, al interior de la patrulla me piden el carnet, a lo que respondo que lo tengo en el bolsillo. Nuevamente me lo piden y repito que lo tengo en el bolsillo y que estoy esposado con las manos atrás. A lo que dice el carabinero Astudillo - Ponle que se negó a entregar su identificación. 

Me llevan a constatar lesiones al Consultorio Dr. Alejandro del Río. Me encuentran lesiones y erosiones en el cuello y hombros.

Me trasladan a la 20° Comisaría de Puente Alto  y me ingresan a calabozo, sin leerme los derechos, sin una llamada telefónica y sin informarme el motivo de mi detención. 

Luego de unas 3 horas se acerca el carabinero Astudillo con una declaración en blanco, diciéndome que la firme, a lo que me niego. Le exijo que venga un oficial y le digo que no firmaré una declaración en blanco. Me amenaza diciendo que - Si no la firmas, vas a cagar.

Al rato llega un suboficial con la declaración escrita, la leo y la firmo.

Me tienen toda la noche en el calabozo, mi hermana fue a la comisaría a llevarme una frazada y alimentos, en horas de la tarde. Estas cosas me las entregaron cerca de la medianoche.

En la mañana fui llevado al Juzgado de Garantía de Puente Alto, siendo representado por un abogado de Derechos Humanos voluntario, ya que claramente mi detención se debió a motivos políticos.

La jueza declaró la detención Ilegal y uso excesivo de la fuerza, por lo que salí en Libertad Sin Cargos.

Quiero agradecer a todas las personas, familiares, amigos y compañeros que difundieron a través de redes sociales esta detención ilegal y planificada. 

Gracias a ellos se hizo justicia y pude reunirme con mis seres queridos sin haber sido golpeado o maltratado, ya que siempre me comporté como prisionero político, exigí un trato digno al interior de la comisaría. 

Dejo constancia que no me quiero suicidar, que no voy a viajar, que no voy a desaparecer voluntariamente.

Gracias nuevamente y sepan que no me amedrentan sus actos matonescos. 

!La lucha continúa!