Publicado Marzo 18, 2021
Fuente:

NR

Por la libertad de los presos políticos de la revuelta popular en Chile y elecciones transparentes de miembros de la convención constitucional y de autoridades locales y regionales
Cuerpo
En Chile, el mes de marzo se ha transformado en un dramático momento de represión con una estudiada selectividad. Ella se ha descargado ferozmente ensectores y barrios populares de las más importantes ciudades y enla zona sur del país, donde vive el pueblo Mapuche.

Con la cercanía de las elecciones del próximo 10 y 11 de abril, en las que el pueblo chileno podráelegir democráticamente a los miembros de la ConvenciónConstitucional, cuyamisión es redactar la Nueva Constitución de Chile, así como elegir autoridades locales y regionales, denunciamos la nueva escalada represiva yde amedrentamiento conducida porautoridades de gobierno yCarabineros de Chile contra estudiantes,pueblos indígenas, trabajadorxs y pobladorxs, para acallar la protesta social en las calles ysilenciar el clamorpor la libertad de los presos políticos encarcelados o bajo arresto domiciliario.

En Chile, el mes de marzo se ha transformado en un dramático momento de represión con una estudiada selectividad. Ella se ha descargado ferozmente ensectores y barrios populares de las más importantes ciudades y enla zona sur del país, donde vive el pueblo Mapuche. En Santiago, capital del Chile, los más recientes informes sobre violaciones a los Derechos Humanos señalanque cientos de personas siguen siendo impunemente vapuleadas por la fuerza policial y muchas de ellas permanecen arrestadas en las comisarías de Carabineros, quienes ocultaninformación sobre su detención a familiares y a organizaciones de Derechos Humanos que tratan de identificarlos y de velar por su incolumidad.

Esta ola represiva se desata, igualmente, contra profesionales de prensa que cubren los hechos y contra las brigadas de salud que actúanen calles y plazas para socorrer a los heridos enla protesta. Todo ésto, se realiza violando numerosas convenciones y protocolos internacionalessuscritos por Chileen materia de Derechos Humanos, haciendo caso omiso delas reiteradasadvertencias y reclamos formulados pordiversas organizaciones internacionales del sistema latinoamericano y mundial de protección de los Derechos Humanos individuales y colectivos.

El Presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta, ha denunciado, através de la radio Universidad de Chile, como se intenta justificar la represión en sectores populares de la ciudad de Santiago, aduciendo que se trata de cumplir con normas sanitarias relativas a la pandemia en curso. A este respecto, remarcóla existencia de un doble estándar en la actuación del gobierno y deCarabineros para aplicar las normas sanitariasanti-Covid19y sus respectivos protocolos de prevención y protección, dependiendo de quién los incumple.

La brutal e indiscriminadarepresión realizada hace unos días en el barrio Villa Francia de Santiago, contrasta con la actitud gentil demostrada, en cambio, por Carabineros de Chile en balnearios de la élite social, como Cachagua, o en el acomodado barrio capitalino de Las Condes, pese a constatarse el grave incumplimiento de severas normas sanitarias, como el toque de queday la prohibición de organizar fiestas o encuentros. Esa misma desigualdad de tratamiento, agregó, se continua a observar,invariablemente, en el control de medidas que restringen derechos fundamentalesde las personas, como la libertad de circulación.

A todo ello,se suma el actuar lento y poco efectivo del Poder Judicialen su conjunto, y la conducta irregular de muchas Fiscalías, que se traducen casi siempre endetenciones arbitrarias y prolongadasen el tiempo, con continuo retrasos en las causaso postergaciones para darinicio a las mismas.

Por todo loexpresado, las redes de chilenos en el exterior que suscribimos estecomunicado, invitamos urgentemente a chilenas y chilenos residentes en el extranjero a movilizarse y activar la solidaridad internacionalcon nuestro pueblo en lucha, a través de iniciativas en cada país que tengan visibilidad, así como mediante la adhesión al presente llamadode instituciones y personalidades locales, para lograr:

a) El cese inmediato de la represión y del amedrentamiento a la protesta de estudiantes, pobladores, trabajadores chilenos, y del pueblo Mapuche, así como delas detenciones y arrestos arbitrarios, la presentación de pruebas artificiosas, las detenciones preventivas, la ausencia de garantías para un debido proceso y detodaotra forma de violación de los Derechos Humanos;

b) La libertad de todos los presos de la revuelta popular iniciada el 18 de Octubre de 2019, mediante la aprobaciٕón del proyecto de indulto general, actualmente en discusión en el Senado chileno;

c )El desarrollo de elecciones pacíficas y transparentes el próximo mes de abril, sea respecto de la Convención Constitucional como de las concomitantes elecciones municipales y de gobernadores de regiones,en las que además puedan estar presentes observadores internacionales.

SUSCRIBEN el presente llamado internacional,

Red Europea de Chilenos por los Derechos Cívicos y Políticos

Que Chile Decida Extranjero

Comité Internacional Chile Somos Todos

Nuestra República, revista y plataforma por la defensa de los derechos Humanos

ADHIEREN AL LLAMADO(lista de parlamentarios, personalidades y otras personas representativas e instituciones, elencadas por paises, quehan adherido en cada uno de ellos, antes del sábado 6 de Abril)

Columnas populares

Columnas más populares de las últimas 2 semanas.

Lo que Chile necesita para superar este cambio de era y de paradigmas que se nos viene encima sin vuelta atrás, es un ser humano muy humano, muy preparado, informado y poseedor de una inteligencia emocional suficiente como para darse cuenta que al llegar al poder, en sus manos estará el futuro, la calidad de vida, las esperanzas de millones de personas y la recuperación de nuestra Tierra.
Pamela Jiles es la única figura que no teme el sambenito de “populista” al que huyen los políticos de seudo-izquierda. En esencia es así, si entendemos populismo como empuñar las banderas del pueblo, de los pobres del campo y la ciudad. Cosa distinta es la demagogia que practican los políticos institucionales para engañar electores con promesas que jamás cumplen.
Desde el 28 de abril (y en momentos en que escribo esta nota), las manifestaciones de la sociedad civil colombiana en contra del proyecto de Reforma Tributaria (la décima en 7 años y la segunda en el gobierno de Duque) que buscaba -como siempre- gravar con impuestos a las clases más golpeadas con las crisis, es decir, a los asalariados y a los más de 55% de informales que se rebuscan la vida en las principales ciudades del país.
El poder constituyente es un poder racional que se apoya en la deliberación constituyente, en el protagonismo de las voces-cuerpos que han sido sistemáticamente acallados. El proceso constituyente supone dejar espacio, asumir la presencia de la vida, escuchar a los cuerpos-voces que han sido postrados y silenciados.
Una semana después que comenzaran las movilizaciones sociales en Colombia, las Naciones Unidas y la Unión Europea condenaron este martes 4 de mayo la violencia de parte de las fuerzas de seguridad para reprimir la protesta social.