Profesor, dirigente Mapuche y analista político. Poseedor de un firme y desafiante arraigo a su pueblo Mapuche.Actualmente se desempeña como presidente de la Fundación Instituto Liderazgo y Desarrollo Indígena
Diego Ancalao Gavilán

Profesor, dirigente Mapuche y analista político. Poseedor de un firme y desafiante arraigo a su pueblo Mapuche. Actualmente se desempeña como presidente de la Fundación Instituto Liderazgo y Desarrollo Indígena - vinculado al Indigenous Leadership Institute Inc de Canadá (ILDII) – legado de WIBF-Chile 2017 y es miembro de la Red Mundial de Negocios Indígenas.

Fue también embajador al Foro Mundial Económico Indígena de Nueva Zelanda (WIBF-2018). Con una amplia experiencia política en el ejercicio del liderazgo indígena, es considerado un firme defensor de los pueblos indígenas. Ha desarrollado un proyecto político orientado al reconocimiento de los derechos indígenas, la valoración de sus identidades culturales, lengua, cosmovisión y desarrollo económico. Ha escrito dos libros:   “Mapuche: Hijo de dos naciones”; "Hacía un Mundo del Buen Vivir, Kume Mongen".

Twitter: @dankalao

El Buen Vivir es, al mismo tiempo, una utopía y una posibilidad cierta. Es una utopía, porque constituye el sueño de un país distinto, integrado por todas y todos quienes acepten una convivencia en la diversidad, en condiciones de mayor equidad y con un respeto irrestricto por la madre tierra. Pero también es una posibilidad cierta, pues los pueblos indígenas vivieron miles de años bajo este precepto.
Piñera pasará a la historia, pero como un Presidente que se dio el gusto de llegar a La Moneda en dos ocasiones, pero que tuvo la incapacidad de leer bien el momento en que le tocó gobernar. La pobreza, la desigualdad, la exclusión de los pueblos originarios y hasta el sistema de pensiones, son resultados de decisiones políticas, respaldadas por la acción o la omisión de todo el arcoiris político.
Queremos revivir la experiencia histórica del Tratado de Tapihue de 1825, que resolvió la controversia y reconoció a la nación mapuche. Lamentablemente ese tratado fue violado el año 1860, desconociendo sus acuerdos. Promoveremos un nuevo parlamento y un nuevo Tratado de Tapihue, que es la solución de fondo...
El estado policial instalado hace años en La Araucanía, solo apunta a los efectos visibles del problema, no a la incidencia en sus causas. Solo considérese que grupos económicos como Angelini y Matte, poseen y explotan hoy más de 3 millones de hectáreas, casi 4 veces más que todas las tierras mapuche desde el Bio Bio al sur.
Vemos como desfilan en esta pasarela, un conjunto de personas que se manifiestan disponibles para asumir una carrera presidencial y conducir los destinos de Chile. La mayoría de ellas muy conocidas y que han demostrado hasta el cansancio que representan esa vieja política, que terminó por agotar la paciencia y la credibilidad de toda la gente....
Me recorren malos pensamientos sobre el proceso constituyente en el que estamos embarcados. Lo que ocurre es que percibo una distancia abismal entre el Chile que despertó en los brazos de gente común, esperanzada en un país más equitativo y justo, y la forma en que el sistema de partidos está administrando este momento crucial de nuestra historia.