Nicol
Nicol A. Barria-Asenjo

Ensayista chilena, columnista y  colaboradora en Le Monde Diplomatique Edición Chilena.Colaboradora en la Asociación Chilena de Revistas Científicas de Psicología. Asistente editorial en Revista Cuadernos de Neuropsicología - Panamerican Journal of Neuropsychology. Ha participado y dirigido convocatorias nacionales en el campo de la psicología chilena. Cuenta con variadas publicaciones nacionales e internacionales, abordando temáticas de diferentes  campos, entre ellos la investigación científica, el psicoanálisis, la filosofía y la política.

E-mail
nicolbarria05@gmail.com
Entonces, esta aparente construcción, donde hay opciones de elaborar una carta magna desde la soberanía, democracia, pluralismo, equidad y justicia social no es más que una propuesta vacía, donde los constituyentes están solo siendo un objeto de manipulación y que de ante mano se encuentran limitados respecto de las decisiones.
la irrupción del trauma psicosocial propiciado por la dictadura logró encriptar sus significantes neoliberales en todas las estructuras y supraestructuras que existían y en las que iniciaban procesos de despliegue, por lo cual, el reto actual reside en poder desarticular aquellas cargas simbólicas que contagian todo a su paso.
La salud queda nuevamente en el foco del huracán. Frente a la incertidumbre de la condición mundial y la salud mental exhibiendo cifras alarmantes producto de todo lo que se ha perdido y vivido es necesario retomar el debate y las acciones en el terreno de la salud.
¿Cómo poder prever las consecuencias corporales que trae la aplicación de la vacuna a largo plazo si parece urgente el inyectarse? ¿Esta vacuna se entregará a todos los países sin costo alguno? ¿Todos los individuos tendrán que vacunarse o será una mera elección más que pueda tomarse o desecharse?
En el presente 2020, con la llegada de la pandemia y las medidas de confinamiento obligatorio, muchas personas comenzaron a tener impactos severos en la salud mental, los afectados por angustia, crisis de pánico, ansiedad y depresión....
Un primero acontecimiento de este tipo, se logró observar en la revuelta popular en contra del Estado chileno, lugar desde el cual la derecha política comenzaría a modificar desesperadamente sus artimañas incluso utilizando el virus del Covid-19 para salvar su modelo.
Es momento de rememorar el inicio de todo esto, y en específico, agradecer a los estudiantes chilenos, quienes entregaron “esperanza”, con su valentía y ejemplo, lograron disolver las cadenas represivas que tenía atado al país entero.
Ciudadanas y ciudadanos de Santiago, trabajadores de la patria: ustedes y sólo ustedes son los triunfadores. Los partidos populares y las fuerzas sociales han dado esta gran lección, que se proyecta más allá, reitero, de nuestras fronteras materiales.
Para continuar, y responder a la segunda pregunta, en pleno 2019, Sebastián Piñera realiza un “Plan Z II” que cae en lo absurdo y lo patético, la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE) evacuó un informe al Presidente Piñera en el que se sostenía que un «batallón de 600 agentes clandestinos» había ingresado al país para desplegar operaciones de insurrección.
¿Un día como hoy? Difícilmente hay otro día que se asemeje a este, el 18 de octubre es NUESTRO día, es el día en que todos quienes exigimos DIGNIDAD para la población, encontramos un lugar. El 18 de octubre, es nuestro lugar.