Psicólogo Clínico, Doctor © en Psicoanálisis UNAB
Nicolás Pinochet Mendoza

Psicólogo Clínico, Doctor © en Psicoanálisis UNAB, Chile y Doctorante en filosofía Université Paris 8, Francia. Académico e investigador en Filosofía, psicoanálisis y ciencias sociales.

E-mail
pinochet.nicolas@gmail.com
Es evidente que la violencia filicida (maltrato de los hijos y las hijas) al interior de la familia tiene su correlato idéntico en la tortura, violaciones y muerte en la institución. Ambos, implican una ruptura de la filiación y una condena al resurgimiento humanitario de la sociedad.
Para este gobierno, para sectores y partidos conservadores de nuestro país,  tiene más valor una estatua o una iglesia que las propias vidas que han fallecido o que han sufrido graves lesiones en manos de la brutal represión de Carabineros. 
El crimen del joven artista en Panguipulli, sostenido por la Razón institucional que viste y arma a su asesino, es la insistencia de una repetición que clama por su ligadura institucional.
El “nunca más” es todo lo contrario a borrar el legado del dictador, es alzarlo en el lugar que le corresponde para evitar su repetición al mismo tiempo que lo señala como un criminal, más allá del discurso popular, en el discurso oficial.

Quizás no es pensada, pero de ningún modo resulta ingenua, relación que existe entre el llanto colectivo -y oficialista-

El Sename no solo colapsó décadas antes que el Metro, es la perpetuación agónica de un colapso en la demostración de los efectos radicales que tiene un Estado -brillante por ausencia- ante el teatro carnicero de los privados.