Periodista latinoamericano residente en Suiza. Acreditado ante la ONU en Ginebra y ante las autoridades federales helvéticas, en Berna. Colaborador regular del cotidiano independiente suizo Le Courrier, así como de swissinfo.ch. Corresponsal de diferentes medios latinoamericanos
Sergio Ferrari

Periodista latinoamericano residente en Suiza. Acreditado ante la ONU en Ginebra y ante las autoridades federales helvéticas, en Berna. Colaborador regular del cotidiano independiente suizo Le Courrier, así como de swissinfo.ch.

Corresponsal de diferentes medios latinoamericanos: Alai, Ecuador; Radio La Primerísima, Nicaragua; Agencia Ecupres, Argentina; Agencia Paco Urondo, Argentina; Agencia APIA, México etc. Colaborador regular en otras agencias, medios y redes como Cohete a la luna, Argentina; El Mercurio digital, España; Rebelión, España etc. Co-presidente del sector prensa de syndicom, sindicato suizo de la comunicación.

E-mail
sergioechanger@yahoo.fr
Una de cada dos personas en el mundo no cuenta con ningún tipo de protección social. Realidad que desnuda asimetrías continentales y sectoriales significativas.
Si la Tierra arde, América Latina y el Caribe son como brasas: son de las regiones del planeta más afectadas por el cambio climático. Las prevenciones anti-riesgo regionales sufren de insuficiencia crónica.
Los incendios se expanden aquí y allá, en tanto las inundaciones se multiplican. El planeta padece un hoy dramático. Los científicos lo acaban de reiterar. Sin embargo, gobiernos y poderes económicos, así como muchos comportamientos individuales y colectivos, no condicen con la magnitud del cataclismo, uno de los peores de la vida desde el origen de la Tierra.
“Querían enterrarnos para que desapareciéramos, pero no sabían que éramos semillas”. Incluyendo esta frase político-poética, los movimientos sociales internacionales publicaron el martes 3 de agosto sus conclusiones sobre la Pre-Cumbre de la Alimentación convocada en Roma entre el 25 y el 28 de julio.
Lo desnudaron 80 periodistas de varios países. Entre las víctimas, al menos, 180 comunicadores de diversos continentes. La lista, sin embargo, sobrepasa los 50 mil teléfonos pinchados. El escándalo Pegasus alcanza dimensiones incalculables. Principal responsable: la firma israelí NSO Group.
Aunque con máscaras, distancia social, máxima prudencia, pero sin certificado COVID-19 exigido, arrancó este fin de semana la 35ta. edición del Festival Internacional de Films (FIFF) en la ciudad universitaria suiza de Friburgo.