Los estudiantes: esa levadura

La PSU, esa medición que aparte de ser un rentable negocio para los rectores que salen a cazar altos puntajes para obtener más dinero, solo es un instrumento de segregación brutal que no hace otra cosa que hacer patente la diferencia entre los colegios que pueden y los pobres.